Xosé Canas recuerda que hay que nutrir correctamente a los clientes también en los restaurantes

El cocinero Xosé Cannas, un referente de la nueva cocina gallega, aboga por una buena alimentación en los restaurantes, huyendo de los alimentos no saludables y respetando el producto. Una cocina natural que él practica en su establecimiento, galardonado con una estrella Michelín. Cannas es el protagonista del tercer Taller de Gastronomía que impulsa la Asociación de Hostelería y la Escuela de Hostelería San Lorenzo.

Xose Cannas, cocinero gallego, y junto con otros ocho compañeros fundador del Grupo Nove, es un referente ineludible cuando se habla de la nueva cocina gallega, la cual se sigue basando en la calidad de los productos, no solo del mar, también de la montaña y los huertos, cuya tradición hoy se sigue conservando.

Y todo ello con productos, la mayoría de las veces muy humildes, porquen como Xosé Cannas dice, el marisco también los gallegos lo comen solo en Navidad.

Entre sus preparaciones más aplaudidas figura su famosa patata, efectivamente una patata vaciada y rellena de los ingredientes típicos de un cocido, o un arroz de bogavante, por supuesto gallego, en el que utiliza incluso las cáscaras del animal para dar un toque muy personal a la preparación.

Cannas se apoya firmemente en el producto y en la gastronomía regional, dice, huyendo de costumbrismos: la tradición como poso para elaborar una culinaria abierta, mundana, pero con identidad.

Xose Cannas, nacido en Vigo, es técnico de empresas turísticas. En 2002 recibió el Premio de Mejor cocinero Gallego y en 2004 entró a formar parte del equipo de profesores de cocinera del Centro Superior de Hostelería de Galicia, actividad que desarrolló varios años.

Es además, fundador del grupo Nove, impulsado por nueve cocineros gallegos, todos ellos jóvenes, buscando ocupar un lugar en el panorama culinario nacional.

Con un gran bagaje adquirido en diversas cocinas de Canada, Escocia,y Francia, Cannas tiene muy claro que la magia de la cocina, en la que no usa artificios, ni juegos malabares, reside en la calidad del producto, al que mima y comprende hasta sus últimas consecuencias...” se puede leer en la página web de su establecimiento.

Comentarios