Un estudio revela el positivo impacto económico de las carreras de montaña

Un estudio realizado por la Federación Española de Deporte de Montaña y Escalada revela que en las zonas rurales donde se celebran estas carreras esta siendo muy positivo y que ha abierto “un nuevo futuro al activar su potencial turístico”. También se indica la necesidad de regular más este tipo de actividad y limitar los participantes a fin de evitar una saturación que podría invertir los efectos positivos. En sus conclusiones no se detallan cantidades económicas concretas del gasto de los participantes.

José Maria Nasarre, responsable de la FEDME de refugios, senderos y naturaleza que ha participado en el mismo, ha explicado que “es muy significativo que las nuevas generaciones ven en la montaña un escenario de competición y cada vez son más los participantes”.

Este estudio, que se ha realizado por la FEDME gracias a la colaboración del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino se ha desarrollado a lo largo del año 2010, vinculado al Consejo Asesor Científico de las Montañas. El estudio lo han dirigido el sociólogo David Moscoso Sánchez, y el biólogo José Espona Vila y con la colaboración de decenas de personas que han participado en entrevistas grupales y han contestado a los cuestionarios.

Miembros del Consejo Asesor Científico de las Montañas han observado sobre el terreno el desarrollo de 18 carreras en diferentes comunidades autónomas para el registro de información.

AVANCE DE CONCLUSIONES

Los autores han destacado el impacto positivo observado en aquellas zonas rurales de montaña que con los años han ido perdiendo población y viabilidad económica y a las que esta actividad deportiva ha dado un nuevo futuro al activar su potencial turístico.

Sin embargo, se hace especial hincapié en la necesidad de una regulación de este tipo de competiciones con la finalidad de garantizar la sostenibilidad y evitar impactos medioambientales no deseados. En este sentido recomendaron seguir el modelo del Reglamento de Carreras por Montaña de la FEDME, que contempla todas estas recomendaciones.

Por último, se alude a la necesidad de contemplar la limitación de actividades y participantes a fin de evitar una saturación que podría invertir los efectos positivos que hasta la fecha se han observado.

El estudio indica que en estas pruebas, además de los participantes, se concentra un amplio número de seguidores con familiares, amigos, organizadores, patrocinadores y otros agentes sociales.

RECOMENDACIONES  DEL ESTUDIO

Necesidad de promover y extender una regulación más completa y homogénea.

Necesidad de mejorar la comunicación entre los distintos actores que participan en la organización de estas pruebas.

Necesidad de mejorar los mecanismos de control ambiental.-    Necesidad

Comentarios