Las ordenanzas fiscales de Sariñena paralizadas tras el último pleno

Tras no ser aprobadas las ordenanzas fiscales de Sariñena en el último pleno celebrado la pasada semana, ahora, los distintos grupos políticos que forman el consistorio sariñenense están estudiando los documentos relativos para presentar propuestas de modificación al proyecto presentado por el equipo de gobierno y que, en principio a PAR y PP no satisfacía.

Antonio Torres, del Partido Popular, criticaba la subida del 2,1% en prácticamente todas las tasas municipales excepto vehículos y residencia, mientras que él apostaba por una congelación de la totalidad de las tasas. Según Torres, una subida de tasas en este momento no es lo necesario para Sariñena y más “con la que está cayendo” y afirmaba que “el ayuntamiento debería ser más solidario y congelar todas las tasas”.

El PAR, con su portavoz Rafael Alastrué a la cabeza, votaba en contra de las ordenanzas fiscales en la Comisión de Hacienda al no haber tenido tiempo para consultarlas debido a la dificultad, según Alastrué, que han tenido para acceder a las mismas y “estos asuntos se deben mirar con lupa, y más cuando hablamos de tasas en tiempos de crisis”.

Por su parte, la alcaldesa, y concejal de Hacienda del consistorio defendía la subida de tasas alegando que la congelación no era favorable para la localidad, indicando que algunas tasas, las que sufren subida, están por debajo de algunas localidades y se había propuesto subirlas conforme al IPC.

Ahora, y según la información obtenida por esta redacción, no se ha producido ninguna reunión para estudiar y debatir estas ordenanzas fiscales que deberán aprobarse antes de finales de este mes, ya que posteriormente a su aprobación, deberán estar en información pública un plazo de treinta días antes de su entrada en vigor.

Comentarios