Antes de final de año comenzará la construcción de las depuradoras del Plan Pirineos

depuradora de Bolea, septiembre 08

El Instituto Aragonés del Agua está recibiendo los proyectos definitivos para la construcción de 296 depuradoras en el Pirineo aragonés, que supondrán una inversión de 360 millones de euros. Antes de que finalice este año está previsto que comiencen las obras de alguna de estas depuradoras que se van a construir en la Jacetania, Alto Gállego, Ribagorza y Sobrarbe. A final de 2011 ó principios de 2012 la mayoría de estas depuradoras estarán en funcionamiento.

El director del Instituto Aragonés del Agua, Rafael Izquierdo, ha recordado que ya en el año 2009 se adjudicaban estas obras y su posterior explotación, mediante el sistema de concesión de obra pública y divididas en cuatro zonas. Ahora las empresas adjudicatarias están entregando los proyectos definitivos de las 296 depuradoras y a la vez se está trabajando en la expropiación de terrenos. Izquierdo ha indicado que antes de final de año comenzarán las obras de algunas de estas depuradoras.

Las obras para depurar el 100% de las aguas residuales pirenaicas las ejecutará el Instituto Aragonés del Agua, mediante un convenio con el Ministerio de Medio Ambiente, ya que son obras de interés general. En total, se beneficiarán 298 núcleos, que suman 19.592 habitantes, en las comarcas de La Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza. Se van a invertir 360 millones de euros.

Rafael Izquierdo ha indicado que el plazo de ejecución del Plan Pirineos es de dos años. A final de 2011 ó principios de 2012 la mayoría de las depuradoras estarán ya en funcionamiento.

Las obras se van a financiar por el sistema de concesión administrativa. Es decir las empresas corren con la financiación de las obras y posteriormente se encargarán de la explotación de las depuradoras durante 20 años. Se calcula que entre la construcción y explotación de las depuradoras se crearán 7.000 puestos de trabajo.

Comentarios