Bolardos hidráulicos y contenedores soterrados en la peatonalización definitiva de Alfonso el Batallador

La Plaza Alfonso el Batallador será peatonalizada en unos meses. En enero se iniciarán unas obras que consistirán en el cambio del pavimento de toda la Plaza y las calles adyacentes como Espinosa de los Monteros y Padre Huesca. Una vez finalizadas las obras, en la primavera de 2011 toda la zona será totalmente peatonalizada.

La inversión en la Plaza y sus calles adyacentes asciende a 672.000 euros. Las obras se iniciarán en el mes de enero, una vez haya terminado la campaña de navidad en el comercio, para no interferir en ésta con los trabajos.

La idea es que, una vez que se haya finalizado la intervención, toda la zona cobre carácter petonal, de manera que solo los vehículos de carga y descarga, a determinadas horas, y los residentes tendrán acceso con sus vehículos.

Se sustituye todo el pavimento de la zona, muy deteriorado, y se colocará piedra artificial de última generación. También se proyecta la instalación de cuatro contenedores soterrados en el extremo más al sur de la calle Padre Huesca.

El proyecto recoge el control del transito de vehículos para lo que se ha previsto la colocación de controles automatizados en el acceso de la calle San Orencio y en la calle San Lorenzo a base de bolardos hidráulicos, similares a los instalados en la calle San José de Calasanz.

La intervención cuenta con una nueva instalación de alumbrado. Se sustituyen las existentes y se eliminan las situadas sobre columnas en la calle Padre Huesca y la plaza Alfonso I. En esta última, el alumbrado instalado en las fachadas se refuerza con una línea de luminarias situadas en la prolongación de la fachada este de la calle Padre Huesca.

Comentarios