¿Emprender o no emprender?

Marian González

El pasado mes de Octubre entró en funcionamiento el Centro Europeo de Emprendedores de Graus que busca ser un puente entre el sector empresarial y la administración. Desde este vivero de empresas, se ha apostado por la formación como herramienta de mejora de la competitividad y calidad en el sector.

El arranque del proceso formativo fue una mesa redonda, con jóvenes emprendedores, que pusieron, sobre la mesa, interesantes reflexiones, por ejemplo, el tiempo que se pierde en los trámites administrativos o el apoyo de las instituciones locales.

Hace un año, abrir un negocio en España costaba una media de 47 días y 10 procedimientos, por delante países como Nueva Zelanda, donde sólo es necesario realizar un trámite o la mayoría de la OCDE donde cuesta entre 6 y 15 días. Es decir, que los “emprendedores” españoles pierden su tiempo en las ventanillas cuando deberían perderlo en la búsqueda de financiación.

Y sobre el apoyo de las administraciones locales, decían estos emprendedores que, en tiempos de crisis, cuando todos los ayuntamientos deberían apostar porque el dinero del que disponen se quedara “en casa”, no todos predican con el ejemplo, sobre todo, cuando se refiere a iniciativas locales que, en definitiva, son las que pueden crear riqueza y puestos de trabajo, en la zona.

Eso sí, en la misma medida, en la que las multinacionales, pueden hacerlo aunque, bien es cierto que éstas, a la hora de implantarse, se encuentran con unas facilidades (que no disfrutan los emprendedores locales) de las que, por cierto, poco o nada, se acuerdan, a la hora de “coger el montante” y poner rumbo a otro “paraíso” donde les resulta todavía más económico desarrollar su actividad.

Pues eso, ¿emprender o no emprender? He aquí la cuestión.

Comentarios