Alrededor de 200 personas se manifiestan en Huesca contra el embalse de Biscarrués

Centenares de ciudadanos unían este sábado sus voces para volver a manifestar su rechazo a la construcción del embalse de Biscarrués. La concentración comenzaba en la plaza de Navarra para llegar a la plaza Cervantes, donde se leía un manifiesto. Finalmente, los manifestantes no acudían a la sede de Riegos del Altoaragón, como estaba previsto en un principio. La colocación de una pancarta a favor del embalse de Biscarrués hacía que la coordinadora decidiera no acudir, para "no entrar en la provocación".

En esta movilización se volvía a pedir libertad para poder defender sus ideas, en respuesta a las multas impuestas en junio de 2009, tras una concentración a las puertas de la sede de Riegos del Alto Aragón. La jornada coincidía con el último día que tienen de plazo para pagar las multas.

La manifestación arrancaba en la Plaza Navarra para terminar en la Plaza Cervantes, en la que dos actores del programa Oregón Televisión leían un manifiesto, y los presentes levantaban sus voces por unos "ríos vivos". Además de miembros de la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, había representantes de otras zonas de la comunidad que luchan contra otros pantanos, como Yesa o Mularroya. Unas amenazas, dicen, que hacen peligrar el futuro de sus principales activos, como es el turismo de aventura, en el caso de la Galliguera.

Los manifestantes recorrían las calles de Huesca con pancartas, balsas hinchables y unos sacos con dinero, simulando la cantidad que han tenido que pagar por las multas. Frente a la Subdelegación del Gobierno en Huesca, pedían un trato igualitario y libertad para poder defender sus ideas.

Durante los días previos, la Coordinadora buzoneaba en Huesca capital un folleto informativo en contra del embalse de Biscarrués, en el que se leen lemas como "En Biscarrués nos quieren hundir la vida" y "El río Gállego ya es motor de desarrollo".

Este colectivo recuerda en estos folletos varias actuaciones que consideran antidemocráticas, como la inundación de Mediano (hace medio siglo) "sin dejar recoger ropas y enseres"; en Jánovas "el pueblo es dinamitado para obligar a abandonarlo"; en el proyecto de Santaliestra, "fuerzas policiales contra una población indefensa"; y en el caso de Biscarrués, "denuncian y multan a cinco personas por manifestarse pacíficamente".

Comentarios