El detenido por la muerte de la vecina de Sabiñánigo se autoinculpa del crimen

C.M.L, el vecino de Sabiñánigo detenido esta semana y que era trasladado al centro penitenciario de Zuera en la tarde de este viernes después de que el Juzgado número 1 de Jaca decretara prisión preventiva sin fianza, se ‘autoinculpó del hecho dando detalles que solamente podía saber él por su participación en el mismo y que eran coincidentes con los que figuraban en la investigación’, según informan fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Huesca.

Las mismas fuentes indican que se sigue pendiente del resultado de algunos estudios de criminalística, remitidos al Laboratorio central en Madrid, de muestras recogidas durante la investigación y que serán unidos a las Diligencias correspondientes y a la instrucción del Sumario que la Autoridad Judicial encargada del caso tiene ahora en sus manos.

La Autoridad Judicial competente, Juzgado de Instrucción número 1 de Jaca de los de Jaca, tras oír en declaración al detenido, quien volvió a ratificarse en su autoinculpación, ordenó su ingreso en la Prisión de Zuera. La investigación dió sus frutos el día 16 noviembre por la mañana, cuando se recibió una llamada telefónica de la Policía Local de Zaragoza comunicando que habían identificado a C. M. L. a la entrada del comedor social “El Carmen” de aquella capital, comunicando los investigadores de la Guardia Civil que procedieran a la detención del mismo como presunto autor de un delito de asesinato y su traslado a la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza donde quedo a disposición de las fuerzas del Cuerpo de Huesca encargada de la investigación.

La misma tarde del día 16 el detenido era trasladado al Cuartel de la Guardia Civil de Jaca para continuar con las investigaciones y tras serle tomada manifestación policial, asistido del Sr. Letrado de oficio, se autoinculpó del hecho dando detalles que solamente podía saber él por su participación en el mismo y que eran coincidentes con los que figuraban en la investigación.

El detenido manifestó haber encontrado a la víctima en la puerta de su domicilio sobre las cinco de la tarde del día 3 de agosto y por el grado de confianza que tenían con la anciana subió con ella a su casa para recoger algo de comida. A la hora aproximadamente de estar con ella en el interior del domicilio y sin mediar palabra, ni discusión alguna, se abalanzó sobre la víctima amenazándola con un cuchillo y llegándola a estrangular, hecho éste que le provocó la muerte, amordazándola posteriormente con un trapo y una blusa. Acto seguido la arrastró a una habitación contigua para ocultarla, dejándola debajo de una cama. Transcurridos los hechos el autor aún permaneció en el domicilio hasta las 12 de la noche donde comió alguna cosa y se apoderó de 180 € que la fallecida tenía guardados en el interior de una cartilla de crédito.

Sobre las 00,30 horas del día 04 de agosto de 2.010 fue hallada sin vida, en el interior de su domicilio en Sabiñánigo, María Teresa Lardiés Arilla, de 74 años de edad. El cuerpo fue hallado por el hermano de la víctima que ante la ausencia de la misma por varios días acudió a su domicilio donde la encontró oculta en una de las habitaciones, bajo una cama y amordazada con una toalla.

Al momento de saberse la noticia la Guardia Civil inició las correspondientes diligencias que recayeron en el Juzgado de Instrucción nº 1 de los de Jaca dándose así comienzo una labor de investigación minuciosa que culminó el pasado día 16 de noviembre con la detención en Zaragoza del presunto asesino, hoy confeso, de la anciana.

Inicialmente la Guardia Civil abrió tres líneas diferentes de investigación que fue cerrando a medida que se fueron obteniendo datos concretos de las mismas lo que dio lugar a una sola línea a seguir y que llevaba a apuntar al hoy detenido como presunto autor de los hechos, resultando ser C. M. L., de 34 años de edad y vecino de la localidad serrablesa, como posible autor del asesinato de la anciana, línea que tal y como transcurría la investigación fue tomando cada vez más fuerza.

El 19 de agosto y continuando con las investigaciones por parte de la titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Jaca encargada del caso, junto con la Fiscal, los testigos y componentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil se realizó una reconstrucción de los hechos para poder determinar los últimos movimientos de la víctima así como de las circunstancias que rodearon el hallazgo del cadáver.

Tras cobrar fuerza la línea de investigación que se estaba siguiendo por las pruebas que se recogieron en el domicilio y las manifestaciones de varios testigos el día de autos así como por la desaparición prematura, del hoy autor confeso, de la localidad tras el asesinato de la anciana y tras la realización de varios gestiones investigativas por parte de la Guardia Civil en la zona se hizo un señalamiento policial del huido, encaminado a su localización y detención como principal sospechoso del hecho, ya que estaba muy relacionado con pruebas objetivas que habían ido apareciendo a lo largo de la investigación.

C. M. L. era antiguo vecino de la víctima, conocido de la misma, quien en alguna ocasión le había dado dinero o comida pues sabía de la necesidad que este tenía, hechos estos que al saberse que la cerradura no había sido forzada y la puerta de la vivienda se encontró cerrada, en forma normal, hicieron suponer a los investigadores que el autor debía ser conocido de la anciana y tenía acceso a su vivienda.

Tras la realización del señalamiento policial del presunto autor la Guardia Civil estuvo realizando gestiones para su localización y detención, aparte de en las localidades cercanas a Sabiñanigo, en provincias limítrofes (Pamplona y Zaragoza) e incluso en ciudades como Madrid, Gerona y Tarragona al haber comprobado los hábitos del autor. Igualmente se pidió colaboración para la consulta en ficheros de los países de Francia y Bélgica por si el mismo se pudiera haber desplazados a alguna localidad de dichos países, ya que tenía amistad con una ciudadana española residente en la actualidad en Bruselas. En fechas más recientes a los investigadores les llegaron noticias de que se podría estar escondiendo en Zaragoza capital y hasta allí se desplazaron realizando gestiones en alberges, pensiones, refugios para indigentes y comedores sociales de la ciudad e igualmente contactar y solicitar la colaboración de otros Cuerpos policiales (Cuerpo Nacional de Policía y Policía Local) a quienes entregaron una fotografía de C. M. L. al objeto de que si era visto en la capital procedieran a su detención y avisaran de forma urgente a la Guardia Civil de Huesca.

Comentarios