Optimismo en el sector de la nieve por el inicio en noviembre de la temporada

Las estaciones de Aramon Cerler, Formigal y Panticosa acumulan casi un metro de espesor en cotas altas y la nieve sigue haciendo acto de presencia en todas las cotas. Más de 300 personas trabajan en las estaciones para que este sábado se inaugure la temporada de esquí. También en Astún y Candanchu hay buenos espesores de nieve. Astún ha anunciado que abrirá sus instalaciones este viernes y Candanchu este sábado.

Eduardo Roldán, director de Candanchú, ha confirmado que esta estación abrirá sus instalaciones este sábado, día 27. Lo hará de forma progresiva para ofertar un mejor servicio a los esquiadores. Roldán se ha mostrado optimista porque la nieve ha llegado en el momento “perfecto” y porque la venta de abonos de temporada va mejor que el año pasado.

En el lado negativo Roldán ha indicado que no existe un plan estratégico global para el desarrollo de todas las estaciones de esquí aragonesas. A pesar de ello, también ha señalado que en Candanchú siguen trabajando con la misma ilusión de siempre y tratando de ofertar un buen servicio a sus clientes.

Las estaciones oscenses de Aramón inaugurarán este sábado, 27 de noviembre, la temporada de esquí 2010-2011 con 96 kilómetros esquiables. Estos kilómetros son una previsión, ya que será el próximo miércoles cuando las estaciones emitan los partes definitivos, con los remontes y pistas que se pondrán en funcionamiento. Cerler, Formigal y Panticosa acumulan casi un metro de espesor en cotas altas y además, la nieve continua cayendo en los centros invernales que durante esta semana han registrado unos 30 centímetros de nueva nieve.

Por estaciones, Cerler prevé abrir unos 20 kilómetros esquiables. Los espesores llegan hasta los 115 centímetros en la cota más alta de la estación, a 2.600 metros. Más de 80 personas trabajan estos días para que todo esté listo el sábado y unas siete máquinas pisapistas continúan pisando la nieve para que los esquiadores disfruten este sábado de unas óptimas condiciones.

En Formigal sigue nevando desde el pasado viernes y los espesores se sitúan entre los 30 centímetros de cota 1.500 metros y los 80 centímetros de cota 1.900. La previsión es que se puedan abrir los cuatro valles de la estación, y aproximadamente unos 50 kilómetros esquiables. Para ello, unas 15 máquinas pisapistas trabajan a dos turnos y más de 180 personas preparan el inicio de una nueva temporada para este próximo sábado.

Panticosa también presenta unos muy buenos espesores de nieve. Las últimas nevadas registradas han permitido que los espesores se sitúen entre los 20 y 60 centímetros y se pueda abrir gran parte de los kilómetros esquiables de la estación, 26. Cerca de 40 personas ya se encuentran trabajando en la estación para abrir el sábado y unas las máquinas se afanan por dejar las pistas listas para las primeras bajadas de la temporada.

Ya este pasado fin de semana la estación de fondo de Linza, próxima a Ansó, ha inaugurado la temporada de esquí aragonesa abriendo al público con unos espesores de nieve de entre 30 y 40 centímetros. Este centro invernal abre los fines de semana y festivos, como el Puente de la Inmaculada y Navidades.

Comentarios