Cartas al Director: Baja de UPyD

Luis del Carmen, Juan Carrero, Miguel Ángel de Uña, Jaime Orench

Después de muchos esfuerzos nos vemos incapaces de seguir en un partido, Unión Progreso y Democracia (UPyD o el llamado partido de Rosa Diez), cuya dirección ha demostrado no saber vivir lejos de la arbitrariedad que denuncia en los partidos tradicionales. Sin razones objetivas se ha  disuelto el Consejo Local de Huesca por la dirección nacional.  Una decisión que consideramos antidemocrática en el fondo y en la forma. La disolución se ha producido través de un correo electrónico, mandado el 15 de Octubre y firmado por el responsable nacional de Organización de UPyD. Las razones esgrimidas para justificarla, etéreas y subjetivas. Se ha hecho sin diálogo previo, sin contactar con el responsable del Comité, (que había pedido previamente una entrevista), sin ningún tipo de pregunta, reflexión o reconvención previa. Han dejado al ya ex-Comité Local sin defensa ante la inesperada decisión, basada  en  la información ( creemos ), unilateral y sesgada proporcionada por el Comité Regional de UPyD, incapaz de hablar cara a cara con el Comité Local  disuelto.

 

Nosotros queremos presentar escuetamente las circunstancias de sinrazón que hemos vivido, para que los oscenses entiendan nuestra decisión: Desde la constitución del Consejo Local en Mayo pasado, los miembros del mismo decidimos unir bajo unos únicos criterios, las divergencias de las dos Candidaturas que aspiraron a dirigir la Organización Territorial del partido, con ánimo integrador. El Consejo Local de Huesca se constituyó de esta manera consensuada, apoyado por todos los afiliados de Huesca. Esa decisión integradora, ha sido boicoteada permanentemente por el Consejo Territorial, mostrando una actitud excluyente. En este período vemos bajas del partido de afiliados de UPyD en Huesca, y altas de los mismos a los pocos días, de manera extraña. El 15-9, en Asamblea General Informativa, el Consejo local lee un borrador que ha preparado del programa electoral para ofertar al Municipio de Huesca. A partir de aquí la organización Territorial de UPyD en Aragón manda diversos escritos a miembros del Consejo Local, todos ellos amenazadores. Posteriormente, sin más, llega la disolución del Consejo Local.

 

Nosotros creemos que la democracia es algo más que un juego discursivo, creemos que un partido político se muestra con la esencia de un programa, pero también con la forma en que se articula la relación entre sus miembros, sea cual sea su jerarquía. No cabe la posibilidad de hablar de regeneración democrática como eje de la actuación de UPyD, y seguir funcionando con decretos de disolución sin diálogo previo, sin la búsqueda del consenso, etc.. La regeneración es algo más que un juego floral, y tiene que demostrarse hacia fuera y hacia dentro del partido. Por eso denunciamos este tipo de actitudes que nos recuerdan al mal llamado "centralismo democrático" o a los "michelines que sobran" de tan desgraciada memoria en nuestra historia democrática. Nuestro abandono es el resultado lógico, ético, que nos imponemos mientras la actual dirección siga determinando de forma arbitraria y antidemocrática la dinámica de UPyD-

 

Con estas lineas lo queremos dar a conocer esta situación tanto a los militantes de UPyD como a todos aquellos ciudadanos a los que en un momento determinado nos dirigimos con el ánimo de convencerles de que UPyD era "otra cosa", necesaria entre una casta politica que defiende de forma egoísta, intereses personales y no generales. Nos sentimos  intensamente frustrados porque seguimos considerando qué, ante la situación tan dramática que vive nuestro país, un partido como aquella UPyD en la que creímos, y  al que ayudamos a dar sus primeros pasos, es totalmente necesario. Por ello denunciamos que la transformación de este partido ha traicionado el programa y el ideario político de regeneración democrática con el que nació, y que no sha llevado a desvincularnos de su proyecto.

 

 

Comentarios