Huesca, una ciudad para la música

La música en la ciudad de Huesca ha experimentado, a lo largo de los últimos años, un empuje importante a través de la promoción y difusión de grupos locales, pero también al apoyo por parte de las instituciones de artistas y grupos emergentes. Y cada vez es mayor el número de jóvenes interesados en la música, ya sea a través del aprendizaje de un instrumento, participando en una coral, o aprendiendo diferentes estilos musicales a través de cursos como los que se imparten en la sala Z 51.

Las posibilidades de introducirse en el mundo de la música son de lo más variadas, ya que existe un buen número de academias y escuelas privadas que se dedican a ello. La ciudad cuenta, además, con el Conservatorio Profesional de Música, que dirige Josu Ubierna. En la actualidad se imparten diferentes Enseñanzas de Música de Grado Elemental y de Grado Medio como la de canto, piano, acordeón, violoncello, trompeta o viola.

Una de las agrupaciones más consolidadas en la ciudad es la Banda Municipal de Música de Huesca que este año celebra su vigésimo quinto aniversario. Creada en 1985, en la actualidad está formada por más de 60 músicos no profesionales, y ha estado dirigida desde sus inicios por José Luis Sampériz.

Entre los artistas oscenses más destacados se encuentra Hato de Foces, Ricardo Constante, Pécker, Trivium Klefner, Copiloto, Domador, Mi pequeña radio, Plasma o Ciudad de Lobos. Destacar, además, la presencia de un buen número de grupos y artistas jóvenes que, poco a poco, se van escuchando en la ciudad como la formación de hip hop “Quinto sector”; “Fisura”, de música pop; o el grupo de rock “Libertad condicional”.

Una de las iniciativas promovidas por el Ayuntamiento de Huesca es la que ofrece la sala Z 51. Se trata de un programa de ocio alternativo, que ofrece a los jóvenes de entre 14 y 18 años un sitio con variedad de actividades donde pasar su tiempo libre los sábados. Una de las novedades este año es que se imparten cursos gratuitos de funky, salsa u otros bailes que propongan los propios jóvenes.

Y en breve, los jóvenes de Huesca también podrán disponer del espacio de creación joven, destinado al ensayo de los grupos de música, una vez esté equipado técnicamente. El centro cuenta con varias salas para que los grupos puedan acudir a ensayar, además de un espacio central para ofrecer pequeños conciertos. A este espacio se trasladarán también las actividades de Art Lab, el laboratorio multimedia del área de cultura. Así mismo, el ayuntamiento pondrá en marcha una nueva convocatoria de grupos de música interesados en utilizar este espacio para ensayar.

El Festival Periferias, que se celebra en el mes de octubre, dedica un espacio importante para la música más innovadora, y donde también se da cabida a los grupos revelación de la comunidad autónoma.

La Sala Jai Alai es una de las pocas salas dedicadas a la celebración de conciertos en la capital oscense, el último el de Loquillo este pasado fin de semana. Además la ciudad cuenta con los escenarios habituales en los que, a lo largo del año, se celebran conciertos de primer nivel como son el Palacio de Congresos, la Plaza de Toros, el Teatro Olimpia o el Palacio de los Deportes.

Además de coros y corales, también es importante en la ciudad la presencia de varias agrupaciones folclóricas que llevan la jota por diferentes rincones del mundo. Una de ellas es la Agrupación Folclórica “Santa Cecilia” que durante toda la semana honra a su patrona con numerosos actos destinados al público en general.

Comentarios