Detenidos tres estanqueros por contrabando de tabaco

Con motivo de inspecciones realizadas por la Patrulla Fiscal de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca en la comarca del Cinca Medio, en el marco de una operación dirigida al control y comprobación de la normativa de venta de tabaco en estancos y máquinas expendedoras, se inmovilizaban 11.043 cajetillas de tabaco de diversas marcas, por un valor de 39.755 euros, y se precintaban 17 máquinas expendedoras de tabaco. En dicha operación se detenían a tres estanqueros y se instruían diligencias por presuntos delitos de contrabando, fraude fiscal y falsedad documental. Los implicados quedaban en libertad a disposición judicial. La investigación descartaba a los propietarios de bares y restaurantes como posibles responsables de las infracciones.

Esta no es la primera ocasión en la que se producen hechos parecidos, ya que hace unos años la Guardia Civil practicaba una operación por parecidas razones.

A partir del mes de Agosto, la Patrulla Fiscal de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca, en el marco de una operación dirigida al control y comprobación de la normativa de venta de tabaco en estancos y máquinas expendedoras instalados en la comarca del Cinca Medio, observaban diversas irregularidades que afectaban a la circulación y tenencia de mercancías sometidas a impuestos especiales, comprobándose que en un total de 17 bares, se encontraban máquinas expendedoras que incumplían la normativa vigente.

Finalizada la operación este mes de Noviembre, se inmovilizaban y precintaban un total de 17 máquinas, en cuyo interior se encontraban 11.043 cajetillas de tabaco por un valor aproximado de 39.755 euros.

El precinto de estas maquinas provocaba que los habituales consumidores de tabaco, tuvieran que ir buscando los establecimientos que no tenían precintadas las máquinas, propiciando distintos comentarios y especulaciones sobre lo que estaba sucendiendo. La Guardia Civil, habitualmente, cuatro integrantes precintaban las mismas en los últimos días causando gran revuelo en la población. Ahora los propietarios de los bares esperan que el Juez permita desprecintar las máquinas para volver a vender tabaco.

El abogado de uno de los implicados, Javier Vilarrubí, declaraba a Radio Huesca Digital, que en estos momentos se están estudiando las diligencias practicadas, que tienen una gran complejidad, pero que espera poder demostrar la inocencia de su cliente.

Comentarios