Corrida mixta, corrida de toros

Luis Abadías

Una vez aceptada a trámite la demanda interpuesta por la empresa Tauromagia por no ser admitida para concursar en la gestión de la Plaza de Toros de Huesca, la situación vuelve a demostrar que no se pueden tomar decisiones a la ligera en una Mesa de Contratación y que en muchas ocasiones un desliz puede llevar a un lío tremendo como el que se puede montar ahora.

Si finalmente el Juez correspondiente dice que Tauromagia podría haber concursado, como las otras dos empresas que se presentaron, habrá que ver cuál es la solución a un tema en el que alguien se empecinó en decir que una corrida mixta no es una corrida de toros.

No creo que la solvencia de Tauromagia, o lo que es lo mismo, de las familias Luna y Ojeda, para poder organizar la Feria Taurina de Huesca esté en un festejo más o menos y en este caso cuando ni siquiera está claro. De ahí que ahora, igual hay que apechugar con una decisión, que ya en su día creó polémica y no termina de estar clara en ningún reglamento taurino. Más aún cuando la Diputación Provincial de Zaragoza o la Junta de Andalucía avalan esa dichosa corrida, como corrida de toros.

Tauromagia pide que se repita el concurso y, aunque parece complicado, no es descabellado, si finalmente un Juez lo decide. El tiempo dará o quitará razones, pero me temo que el simple hecho de admitirse a trámite esta demanda pone de manifiesto que la decisión no cuadra con lo que se realiza en otros concursos de este tipo en el resto de España y que sorprendió a los taurinos de todo el país.

Comentarios