Río Aragón solicita un debate técnico en un foro independiente sobre la seguridad de Yesa

La Asociación Río Aragón-COAGRET exige que se organice un foro técnico independiente sobre la seguridad de Yesa y la estabilidad de sus laderas en el que tengan cabida todas las opiniones de expertos. “Se pretende que se escuche la voz de geólogos, físicos y otros profesionales independientes relacionados con el tema, y no sólo la de los ingenieros que han proyectado o que trabajan para las empresas que construyen la presa, como ocurre en el congreso que se celebra en Zaragoza. Queremos que la sociedad sepa realmente que está ocurriendo en las laderas de Yesa”, indica Río Aragón.

“Estamos ante un proyecto – recuerda la asociación Río Aragón -que lleva en obras casi 10 años, que fue adjudicado por 113 millones de euros y del que sólo se ha podido poner la primera piedra (mayo de 2001). En el momento que ha realizado cualquier movimiento de tierras en las laderas del embalse estas se han caído, agrietado y has aparecido filtraciones en el cuerpo de la presa, contabilizándose al menos cuatro problemas graves de estabilidad”.

“En esta década se han tenido que plantear hasta tres modificados de la obra, el último todavía sin aprobar, cuyo coste duplica el presupuesto  inicial y lo eleva hasta los 222 millones de euros. Y sin contar con que recientemente, sin haberse aprobado todavía el modificado nº 3, el Consejo de Ministros ha tenido que autorizar por procedimiento de urgencia la inyección de 24 millones de euros para labores de emergencia en la estabilización de laderas y taludes. A eso hemos de añadir el proyecto de estabilización de laderas, que recientemente conocimos y que el ministerio ha ocultado durante más de un año, eleva en otros 82 millones de euros la inversión necesaria para intentar resolver los graves problemas de estabilidad que aquejan a las laderas. Todo ello supera ya los 328 millones de euros”, prosigue la asociación.

Río Aragón afirma que “hace falta tener mucha cara dura para seguir manteniendo que esta presa no tiene problemas de seguridad, pues para estar “tan bien estudiada” y “no tener problemas” nos va a costar más de 100 millones de euros arreglar los desaguisados, triplicándose de facto el presupuesto inicial. Los más de 200 millones de euros de sobrecoste de Yesa permitirían finalizar el tramo aragonés de la autovía A-21 de Jaca a Pamplona”.

“Lo cierto es que en este asunto de Yesa, cuanto más se empeñan nuestros políticos en decir que no hay problema con las laderas del pantano, más crece el presupuesto, a razón de dos millones de euros más al mes. Nos está costando muy cara la incompetencia de los ingenieros que han realizado el proyecto y de los políticos que los apoyan, un dinero que por supuesto no van a pagar ellos”, concluye Río Aragón.

Comentarios