Indignación de la oposición ante la postura del equipo de gobierno en el caso Grhusa

El pleno ordinario del consistorio oscense estuvo marcado por la demanda que en su día interpuso el Jefe de Personal de la empresa pública Grhusa, Javier Hernando, contra dos concejales del Partido Popular y la antigua responsable de CC.OO. por considerar que su contratación no estaba justificada siendo un proceso no del todo transparente. Tras el juicio, que dio la razón a los ediles populares y a la ex -responsable de CC.OO., obligaba a Javier Hernando a pagar los costes del proceso judicial. El equipo de gobierno se quedaba satisfecho con que Javier Hernando asuma pagar las costas del juicio y la oposición considera que el pleno debía dejar patente que fue un juicio privado que tras perderlo, debe pagar el demandante, y no las arcas públicas.

El pago de las costas del juicio finalmente será pagado a título personal por Javier Hernando, pero la oposición mostraba su indignación por el rechazo del equipo de gobierno (PSOE-PAR) a apoyar la propuesta del PP, que pedía que se revoque el acuerdo del Consejo de Gobierno de Grhusa en el que aprobaban que la empresa pagara el juicio perdido por Hernando.

Ana Alós considera que es indignante que hayan tenido que pasar cuatro años de juicios por ejercer su responsabilidad de control del gobierno. Además, los tres denunciados (Ana Alós, Roberto Bermúdez de Castro y Arancha García Carpintero) deberán pagar de su bolsillo una parte de las costas que no debe pagar Hernando. De los 10.000 euros que deben pagar a su abogado Alón y Bermúdez de Castro por un lado y Carpintero por otro, el Jefe de personas de Grhusa pagará 14.000 en total, con lo que los demandados deberán pagar de su bolsillo 6.000 euros (3.000 y 3.000)

El equipo de Gobierno no aceptaba las críticas de la oposición que consideran que el consistorio debería haber intervenido cuando Grhusa aprobó pagar las costas.

La oposición considera que es un ejemplo de mala gestión de fondos públicos, e IU habla de malversación. Consideran que es un caso más de poca trasparencia en la gestión de una empresa pública.

El Jefe de Personal de Grhusa, Javier Hernando, interpuso una demanda contra Ana Alós y Roberto Bermúdez de Castro (concejales del PP en aquel momento) y Arancha García Carpintero (representante del sindicato CC.OO) por críticas contra su honor, por verter críticas sobre su proceso de selección. El juez desestimó la demanda y condenó a Hernando a pagar las costas, tras ello el Consejo de Administración de Grhusa decidía pagar ese dinero, pero esta semana aceptaba la propuesta de Hernando de asumir las costas.

El pleno ordinario también aprobaba por unanimidad la propuesta del PSOE de presentar una moción de repulsa a la violencia de género y para instar al Gobierno de Aragón y el Central a avanzar en su erradicación, y también el Plan municipal de prevención de Drogodependencias.

Por otro lado CHA retiraba la propuesta en la que instaba al consistorio ha pagar las subvenciones a asociaciones de carácter social. Lo ha hecho porque el equipo de gobierno se ha comprometido a repartir los 140.000 euros de los que dispone antes de que acabe el año.

Comentarios