El Peñas se impone a Palencia con una lección de profesionalidad de Smith

El americano tuvo que jugar al no llegar a tiempo el transfer de Atkison y fue uno de los destacados del Peñas que venció por 91-79 en un encuentro donde hubo que sobreponerse a las lesiones de Stevie Johnson, que recayó de sus molestias musculares. Tomas Laerke, que sufrió un esguince de tobillo, y Bonds, que sigue con un dedo lesionado, del que tendrá que ser operado y estará dos meses de baja. Al final lo importante el triunfo y que el Peñas suma cinco victorias en los últimos seis partidos.

Las cosas no comenzaron bien cuando durante todo el día no se pudo cumplimentar la documentación de Atkinson, al no llegar el transfer de la NBA para poder darlo de alta. Navarro tuvo que tirar de Quentin Smith, que demostró su profesionalidad con una actitud que le honra como deportista, puesto que sabiendo que está fuera del equipo accedió a jugar y además haciendo un buen encuentro. La afición se lo reconoció con una gran despedida. Posiblemente por sus problemas estomacales no ha podido rendir a su nivel puesto que da la sensación de ser mucho mejor jugador de lo que se ha visto en la pista en los encuentros que ha jugado.

En el primer cuarto, el Peñas tuvo una buen salida que le permitió situarse con 10-4 en el electrónico, pero no tardó en reaccionar el conjunto palentino para empatar (17-17), si bien dos triples de Herrero y Asier dejaron el marcador en 23-17 al final de este cuarto.

En el segundo, los dos equipos tuvieron momentos delicados en defensa y dudas en ataque que hicieron que tras el empate a 25 se pasara a dominio visitante. Los de Natxo Lezcano llegaron a tener una diferencia de 26-32. Pero la maquina peñista comenzo a carburar y con un parcial de 10-0 se dio la vuelta al electrónico para situarse con 36-32 a favor de los peñistas. Al descanso se llegó con 40-38.

Tras la reanudación, los verdiblancos empezaron a tomar el mando con claridad y a base de triples se puso con un 58-44, máxima diferencia. Pero el Peñas se complicó la vida en defensa y tuvo que sobreponerse a un mal momento que no impidió acabar el tercer cuarto con 70-61.

En el cuarto, los locales siguieron dominando a un Palencia que no encontraba la formula de frenar los ataques oscenses. Con 78-71, una falta y técnica al banquillo dejó el electrónico en 84-71. La diferencia llegó a los 15 puntos con 86-71 y la victoria ya no corrió peligro para acabar con 91-79.

Salsón con 24 puntos y Asier con 21 llevaron el peso anotador. El resto colaboraron de forma intensa para sobreponerse a los problemas que fueron apareciendo y superar a un Palencia que no estuvo nada fino en los momentos claves.

Quinta victoria y sigue la racha en casa con tres encuentros ganados de forma consecutiva. La próxima cita con Axarquía en Málaga el viernes que viene. Habrá que estar pendientes de las lesiones y de los trámites de Atkinson para que pueda jugar. De momento hay que destacar el buen sabor que deja Quentin Smith. Es difícil encontrar profesionales como él.

Comentarios