Ecologistas en Acción organiza, de nuevo, la observación de grullas en Santalecina y Selgua

La lluvia impedía la observación del paso de las grullas por el Cinca Medio el pasado día 20 de noviembre, por ello, la Asociación de Ecologistas en Acción vuelve a organizar la actividad para el día 11 de diciembre en el entorno de los arrozales de Selgua y Santalecina.

Y es que en el Cinca Medio, se puede disfrutar de esta espectacular ave de gran tamaño, en los citados arrozales, ya que supone el lugar de parada en el largo viaje que llevan a cabo desde el norte de Eurasia, Escandinavia, o Siberia, hacia sus lugares de invernación.

La salida se realizará desde la zona de aparcamiento de la EOI de Monzón a las 9 de la mañana, en coches particulares. Se recomienda llevar ropa de abrigo y prismáticos. La Asociación llevará alguno extra para prestarlo a las personas que no dispongan de ellos. El regreso a Monzón está previsto a las 2 del medio día.

Ecologistas en Acción contará con la colaboración de Jesús Lavedán, gran aficionado a la ornitología, que ilustrará la salida con interesantes comentarios sobre la vida de las grullas.

Destacar que en la última semana del mes de Octubre, y los primeros días de Noviembre, las grullas efectúan su migración hacia el sur de España y norte de África. La ruta que siguen, invariablemente, es una banda de unos 100 kilómetros que atraviesa Europa, alcanzando España por el Pirineo Occidental.

En el mes de Mayo, utilizan el mismo camino para regresar a sus zonas de cría en el norte de Europa y Rusia.

Una V formada por grandes aves, volando a gran altura, con el cuello estirado, con pesadas y amplias batidas de alas, y con un kru-kru incesante, denota el primer bando de grullas. A diferencia de los gansos, con los que se confunden frecuentemente, las grullas no conservan mucho tiempo esa disposición en V.

En España invernan un número elevado de grullas en puntos del centro y todo el sudoeste. Sus lugares habituales de estancia en esta época, son los encinares, y los campos cultivados de cereales, que les proporcionan alimento abundante, aunque utilizan zonas peladas como dormideros, siendo espectacular el trasiego al amanecer y al anochecer.

Comentarios