Cosehisa Monzón gana en casa a Sant Nicolau en un apretado final

La octava victoria de Cosehisa 90- 82 llegaba con mucho sufrimiento y eso que la primera parte ofrecía un recital anotador, pero Sant Nicolau no arrojaba la toalla y ello les volvía a poner en el partido hasta el último minuto, gracias a los centímetros de sus pívots y la calidad de su perímetro. La anécdota estuvo en el marcador, que fue manual por estar estropeado el electrónico.

Cosehisa Monzón y Sant Nicolau iniciaban el encuentro con intercambio fluido de canastas, lo que hacía que a los cinco minutos ya fueran 17-13, según marcaba el marcador manual que sustituía al electrónico estropeado. El tiempo se podía seguir en los paneles superiores de las canastas. Rángel Ramírez era el más acertado de los locales, demostrando su buen momento de juego. Tal y como había avanzado, Jorge Serna, el partido se desenvolvía de una forma rápida de ataques cortos y defensas, que no podían ajustarse al poderío ofensivo de ambos. El cuarto terminaba con un triple espectacular del base local Pau López, que situaba el marcador en un 30-22, favorable a Cosehisa.

El segundo cuarto se iniciaba como terminaba el primero con ataques rápidos, pero en esta ocasión los exteriores cogían el relevo anotador a los interiores Ramírez y Villacampa. Rivas se estrenaba con un canasta de dos, en su debú con la camisetas amarilla. Cosehisa mediado este cuarto se establecía con una cómoda ventaja de diez-doce puntos. A falta de cinco minutos, Cosehisa ya había anotado 44 puntos. Esta ventaja suponía que Josep Riera, técnico del Sant Nicolau, intentara parar la sangría con un tiempo muerto. Villacampa, el mejor valorado del Grupo C de la liga EBA, daba muestras de su calidad haciéndose amo de los aros, a pesar de los centímetros de los pívots rivales. Cierta relajación de los locales que tenían ventajas próximas a los veinte puntos, metía de nuevo a Sant Nicolau en el partido justo antes del descanso donde se llegaba con 56-42.

El tercer cuarto arrancaba con una mayor intensidad, pero sin acierto local, lo que aprovechaban los visitantes para acercarse a un 59-53 a falta de cuatro minutos y medio. Cosehisa parecía perdido y los visitantes se quedaban a tres puntos. Una falta intencionada provocaba la reacción local. El cuarto concluía con mejor defensa local, pero sin tanto acierto en ataque, lo que hacía que Sant Nicolau llegara al cuarto cuarto con opciones de ganar 70-69.

Los catalanes se ponían por delante con 70 a 71. La ruidosa hinchada visitante se hacía notar y los de Sant Nicolau se sentían como en casa. Con esta situación regresaba a la cancha Villacampa. Buenas acciones locales empataban el partido a 76. Dos robos de balón eran aprovechados por Cosehisa para deshacer el empate. A partir de allí una sucesión de errores, que sólo eran remediados por los tiros libres por locales e intentos desde el perímetro por los visitantes. Una canasta de Sutina daba la tranquilidad a Cosehisa y la victoria por 90 - 82.

Comentarios