Sin ciudad no hay comercio y sin comercio no hay ciudad

Un buen número de comerciantes de Huesca se daba cita en la noche de este sábado en la tradicional Cena de Navidad, en la que se buscó una excusa para relajarse antes de las ventas navideñas, olvidando momentáneamente la situación de crisis por la que atraviesan. Además, se homenajeó a cinco comerciantes, que se han jubilado este año. En el transcurso de la cena, se puso de manifiesto la necesidad de contar con un comercio activo y apoyado desde las instituciones para que la ciudad pueda desarrollarse. El consejero de Industria, Comercio y Turismo, el alcade de Huesca, el concejal de Desarrollo y el Director General de Turismo participaron en este evento.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Comercio, Daniel Ramírez, agradecía a sus colegas que sigan peleando y esperaba que, dentro de lo malo, puedan seguir sacando sus negocios adelante.

Los comerciantes jubilados homenajeados, también mostraban su satisfacción por el recuerdo que tenían hacia ellos sus colegas.

El Consejero Arturo Aliaga recordaba que hay tres cuestiones que deben mover al comercio. La fortaleza de un comercio independiente, con el reto de cambiar los hábitos de compra de los consumidores. De ahí, la firma de convenidos con el ayuntamiento para fortelecer el comercio independiente, que dé vitalidad, dinamismo y sentido a las ciudades. Asociacionismo: los comerciantes han ido creando la conciencia de "asociarse o morir". Y por último, implicación. La de los ayuntamientos, trabajando el urbanismo comercial. Aliaga aseguraba que el Plan Local de comercio de Huesca es un ejemplo de implicación de todas las administraciones. Por ello, animaba a los comerciantes a que resistan lo que está pasando, porque el futuro de nuestras ciudades depende de los comerciantes.

El concejal de Desarrollo, Fernando Lafuente, recordó que en los últimos 4 años han cambiado muchas cosas para los comerciantes, comenzando por una situación económica diferente. Por ello, desde el ayuntamiento han puesto su empeño en mejorar la situación del comercio de Huesca, convencidos de que tras la iniciativa de los comerciantes, deben estar las instituciones ayudando. Finalmente el alcalde de Huesca, Luis Felipe, aseguraba que lo más importante es que en el comercio hay falmilias que luchan cada día por mantener su negocio abierto. Recordaba que se han llevado a cabo distintas acciones, y se va a continuar con ello. Y aseguraba que tiene el compromiso de que la ciudad avance y quiere hablar con los comerciantes de todo lo que compete a la ciudad.

El consejero Arturo Aliaga afirmaba tajante, en el transcurso de su alocución que sin ciudad no hay comercio, y sin comercio no hay ciudad. Los homenajeados fueron Agustín Cabrero de Supermercados Altoaragón, Armando Pinós de Álvarez Beltrán, José García y Montserrat Salvador de Salvador Suministros de oficina y Virgilio Gonzalvo de Papelería Santiago.

La cena fue amenizada por la actuación de Javi el Mago, tras la que hubo un importante sorteo de regalos donados por los comerciantes entre los asistentes.

Comentarios