Se estima que un 25% de las personas con VIH no saben que están infectadas

Este año el lema del Día Mundial Contra el Sida incide en la prevención mediante el uso del preservativo y hace un llamamiento a hacer la prueba del Sida. El año pasado en Huesca se registraron 17 nuevos casos de sida, que reciben tratamiento en dos unidades para el tratamiento de esta enfermedad, en el hospital de Barbastro y en el hospital San Jorge de Huesca. Hoy día 1 de diciembre el programa O’Cambalache sale a la calle para ofrecer información.

Con motivo del Día Mundial del Sida el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ha presentado su nueva campaña: ‘Quiérete. Hazte la prueba. Usa preservativo’, para hacer frente al diagnóstico tardío y fomentar el uso del preservativo.

Este miércoles 1 de diciembre se conmemora el XXI aniversario del Día Mundial contra el Sida. En Aragón, la incidencia se califica como estable, y para conocer su evolución real, hace dos años se puso en marcha en Aragón el Sistema de Información de Nuevas Infecciones por VIH (SINIVIH). En el año 2009 se diagnosticaron, según este sistema, 108 casos nuevos: 81 en Zaragoza, 17 en Huesca y 10 en Teruel.

Reducir el diagnóstico tardío es el nuevo reto del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad para responder más eficazmente a la epidemia del VIH. El año pasado se notificaron 2.264 nuevos diagnósticos de VIH, con una media de edad de 37 años, el 20% de ellos en mujeres.

En este sentido, la ministra Leire Pajín ha recordado que “es muy importante no bajar la guardia con el VIH, ya que en España se estima que entre un 25% y un 30% de las personas con esta enfermedad no saben que están infectadas, a pesar de que en España la prueba del VIH es gratuita y confidencial. Es decir, hay unas 35.000 personas que por miedo al estigma y a la discriminación, por falta de una adecuada percepción del riesgo, o por no acudir a los servicios sanitarios, no se están beneficiando de los tratamientos existentes, y no están adoptando las medidas de prevención adecuadas para evitar la transmisión”.

Un 50’2% de los nuevos diagnósticos presentaron diagnóstico tardío y en el momento de ser identificados como portadores del virus eran ya susceptibles de recibir tratamiento antirretroviral. Se considera que existe diagnóstico tardío cuando una persona presenta una cantidad menor de 350 linfocitos CD4 en el momento del diagnóstico (con menos de 200 ya presentan inmunosupresión severa). Esta cifra ha descendido desde 2004, cuando los diagnósticos tardíos fueron un 56%.

Esta enfermedad, ya no es una sentencia de muerte. Ahora, aunque sigue siendo una infección crónica con la que el afectado debe convivir toda su vida, si se responde bien al tratamiento, y se controla su evolución, “se puede hacer una vida normal”.

Manifiesto en la Plaza de Navarra

Cruz Blanca, el centro de referencia en la atención a enfermos de SIDA en Aragón, ha organizado varias actividades para celebrar el “Día Mundial contra el SIDA”. Bajo el lema “Cero nuevos casos de infección por el VIH. Cero discriminaciones. Cero muertes relacionadas con el SIDA”, Cruz Blanca se suma al Programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA.

Según Juan Vela Caudevilla, Director del Programa O’Cambalache “la única forma de luchar contra esta pandemia es que cada persona asuma su responsabilidad protegiéndose contra el VIH e incidir en la necesidad de realizar la prueba del VIH si la persona ha tenido una práctica de riesgo”.

Comentarios