Un monolito conmemora el 275 aniversario de Escuelas Pías en Jaca

Escuelas Pías ha celebrado el 275 aniversario de la llegada de los escolapios a la ciudad de Jaca, con una misa en la Catedral de Jaca, con el profesorado y alumnado del colegio, presidida por el Padre General de la Orden, Pedro Aguado. Seguidamente, se ha realizado la inauguración de un monolito en honor a San José de Calasanz, en la rotonda “Escolapios”, contando con la asistencia de la Corporación municipal de Jaca y representantes del Departamento de Educación de la DGA, además de la comunidad educativa de Escuelas Pías.

El alcalde de Jaca, Enrique Villarroya, y la directora general de Administración educativa de la DGA, Carmen Martínez, han agradecido la labor educativa desarrollada por los Escolapios y su colaboración con las Instituciones.

Por su parte, los responsables de Escuelas Pías han agradecido a la ciudad de Jaca que haya dedicado un monumento a la educación, y en especial a la labor educativa de los escolapios.

Pablo Valdelvira ha sido el autor del monolito, junto a Teresa y Jesús de la cantera de Torrijos y Juanjo Fernández, jefe de la brigada municipal de jardines de Jaca. Valdelvira ha explicado que el monumento simboliza el aprendizaje. Comienza en un caos de piedras, que van tomando forma y se van ordenando hasta finalizar en unos pilares de hierro y una explosión de papel.

Por la tarde en el Salón de Ciento del Ayuntamiento de Jaca se presentaba el libro “275 años de presencia escolapia en Jaca”, escrito por Ricardo Mur. En este libro se recogen todos los momentos claves, entre los que destaca la fundación en 1735 del colegio, en el siglo XIX la desamortización de Mendizábal, de la que los Escolapios quedaron exentos, la reforma educativa, la relación con el ayuntamiento de Jaca, que fue en algunos momentos difícil por temas de propiedad, el traslado en 1983 del colegio de la calle Mayor a la avenida perimetral, o el hecho más reciente, la integración del colegio Santa María en Escuelas Pías, desde este curso.

Con relación al colegio Escuelas Pías de Jaca, este curso ha visto aumentar de forma importante su número de alumnos, debido a su fusión con el colegio Santa María, convirtiéndose en el único centro de enseñanza concertada de la ciudad. El colegio cuenta con 720 alumnos, desde infantil a 4º de la ESO más un ciclo formativo, y con 61 profesores. Esto ha motivado la adecuación de espacios y nuevas aulas para poder acoger a los alumnos desde 3ª a 6ª de primaria y el ciclo formativo, según ha indicado el director de Escuelas Pías, Fernando Estallo. Este curso todavía quedan 10 aulas en la calle Mayor, que se trasladarán definitivamente el próximo curso, cuando esté finalizado el nuevo aulario, cuyas obras comenzaron en septiembre. Y por último quedará la tercera fase, en la que se incluye un polideportivo en el campo de hierba del colegio.

Comentarios