2.620 personas se han formado en el programa de Inclusión Social para conseguir un empleo

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM) y 28 entidades sociales se reúnen estos días para evaluar el resultado de los proyectos que han participado en el Programa de Innovación para la inclusión social. Esta iniciativa apoya proyectos innovadores en materia de inclusión social y laboral y de lucha contra la discriminación, entre diversos colectivos desfavorecidos o en riesgo de exclusión.

Esta es una convocatoria que procura que los colectivos más desfavorecidos encuentren unos apoyos para el acceso al empleo.

La consejera de Servicios Sociales, Ana Fernández, ha adelantado que estos días se publicará la convocatoria de subvenciones a estos proyectos para el periodo 2010-2010, con una cuantía global que supera los 5 millones de euros. En las convocatorias de 2009 y 2010 se han desarrollado 32 proyectos con 28 entidades. Así, se han realizado cuatro proyectos transnacionales, nueve proyectos de accesibilidad, cuatro de rehabilitación de viviendas, once proyectos de itinerarios integrados de inserción y cuatro proyectos interculturales. De hecho, el incremento de ayudas y proyectos que se ha registrado en esta convocatoria ha posibilitado llevar a cabo nuevos programas en el medio rural en numerosos municipios de distintas comarcas aragonesas. Entre otros, destacan los destinados al desarrollo de itinerarios de inserción para el asentamiento de población en zonas rurales o aquellos que apuntan a la inclusión social y la convivencia intercultural en los pueblos aragoneses. Las subvenciones del Fondo Social Europeo han llegado también a varios proyectos destinados a la eliminación de barreras, la mejora de la empleabilidad de personas con discapacidad, incluso, al fomento de la responsabilidad social corporativa orientada a este sector.

La inversión en 2009 y 2010 para el Programa de Innovación para la Inclusión Social ha sido de 3, 38 millones de euros.

Perfil de los beneficiarios

En los proyectos que se han desarrollado en 2009 y 2010 dentro del Programa de Innovación para la Inclusión social, han participado 2.620 personas (41 por ciento mujeres y el 59 por ciento, hombres), la mayoría con edades entre 25 y 54 años y españoles (1668 personas). El  27 por ciento de los beneficiarios no tenía estudios, y el 44 por ciento habían estudiado Educación Primaria y primer ciclo de educación secundaria, y el 64 por ciento eran personas desempleadas. Además el 36 por ciento de las personas beneficiarias son perceptoras del Ingreso Aragonés de Inserción.

 

El 30 por ciento de las personas beneficiarias tiene algún tipo de discapacidad y de ellas, el 78 por ciento con discapacidad psíquica o enfermedad mental.