Respeto, tolerancia y consenso centran el discurso en el aniversario de la Constitución

El Salón del Trono de la Subdelegación del Gobierno en Huesca acogía este jueves el acto institucional del XXXII Aniversario de la Promulgación de la Constitución. El Subdelegado del Gobierno, Ramón Zapatero, era el encargado de leer el discurso en el que repasaba la historia de la Constitución y lo que ha supuesto a lo largo de estos años. También hacía referencia a la evolución que ha sufrido el lenguaje durante la democracia, donde palabras como consenso, Europa o Autonomías han cobrado un valor significativo, y diferente del que tenía en épocas pasadas, carentes de libertades y derechos.

"La Constitución, -decía Zapatero-, contribuyó a que términos como respeto, tolerancia, o diálogo comenzaran a socializarse y a ponerse al servicio de la democracia". El Subdelegado del Gobierno finalizaba su discurso poniendo enfásis en la importancia de mantener vivo el significado y el valor de cada una de las palabras que han dado forma y sentido a estos 32 años del texto constitucional, y que, "parece, se está perdiendo".

El acto contaba con la presencia de una amplia representación de autoridades institucionales y representantes de los diferentes colectivos de la sociedad de Huesca y de la provincia. Destacar la asistencia, entre otros, del delegado territorial del Gobierno de Aragón, Álvaro Calvo, quien hacía referencia a la pérdida de valores recogidos en la Constitución, y que "es necesario recuperar para que una sociedad funcione".

En plena crisis económica, el presidente de la DPH, Antonio Cosculluela, insistía en la importancia de ser capaces, entre todos, de reflexionar, de dialogar y de mantenerse unidos para salir adelante, y "sin caer en el pesimismo".

El Teniente Alcalde, Fernando Lafuente, en representación del Ayuntamiento de Huesca, por su parte, destacaba la evolución que ha vivido la ciudad desde la promulgación de la Constitución, en 1978, "incluso en momentos complicados, como el que estamos atravesando".