Más de 400 alumnos de Binéfar han participado en el proyecto “Mayores Promotores en la Escuela”

La Asamblea Local de Cruz Roja Binefar ha desarrollado este año el proyecto “Mayores Promotores en la Escuela” para que este colectivo, lleno de experiencia, no se sienta excluido y haya sido una parte importante en el proceso formativo de uno de los grupos más queridos por ellos: los niños. Por eso los destinatarios son la población escolar, es decir, todos los alumnos de los colegios de Binéfar. Este proyecto se inicio el año pasado bajo el nombre de “Mayores Promotores. Niños Protagonistas”.

Tras un proceso de formación en Medio Ambiente, estas personas voluntarias han empleado información didáctica sobre el proceso de los envases y herramientas prácticas para que los alumnos participantes en los programas de Cruz Roja, aprendan jugando. Una experiencia que, según explica Ernesto Romeu, voluntario y presidente de Cruz Roja Binéfar, ha sido “memorable”. “A nuestros voluntarios les gusta porque los niños son muy agradecidos”.

El trabajo de estas personas mayores ha sido sensibilizar para que este aprendizaje se realice en la escuela y en el hogar, para que el niño dialogue con sus padres y aprenda junto a ellos la importancia de cuidar el planeta. Durante las clases hemos insistido especialmente en la regla de las tres erres: reducir, reutilizar y reciclar, reducir la cantidad de basura, reutilizar envases y bolsa y reciclar materiales como el plástico, latas, briks, vidrio, papel y cartón, etcétera. y recuperar materiales para evitar que acaben en el vertedero, volver a utilizarlos y darles nueva vida ahorrando recursos naturales.

Durante las clases, han empleado distintos materiales didácticos en función de la edad de los alumnos: puzzles gigante, para los más pequeños, que simulaban los cuatros contenedores, láminas para colorear, residuos de plástico y papel -limpiados previamente pero, por si acaso, los niños utilizan guantes desechables-, carteles y diversos juegos y talleres. Los de Infantil y primeros cursos de Primaria también conocieron a la mascota “ReciCruz”, que hizo las delicias de los niños.

Para los alumnos de Primaria de tercer y cuarto curso, con una capacidad cognitiva más desarrollada, diseñaron laberintos, sopas de letras, adivinanzas… y un juego, parecido al “pañuelo” en el que se forman dos equipos, pino y carrasca, y cada componente llevaba adherida una etiqueta con un producto reciclable. En el centro de los dos equipos se colocan cuatro pañuelos, cada uno de un color que se corresponde al color de cada uno de los contenedores (utilizaron los proporcionados por el Ayuntamiento: azul, amarillo y verde, añadiendo el gris). Al mencionar el nombre de un residuo, el niño o niña que lleva esa pegatina tiene que escoger el color del pañuelo adecuado y depositarlo en el contenedor de su mismo color. Ganaba el equipo que tardaba menos tiempo en depositarlos todos.

Hasta el momento, el proyecto se ha desarrollado en un total de 24 clases con un número aproximado de 476 alumnos desde Infantil a 4º de Primaria pero continuará en enero con los estudiantes de 5º y 6º de Primaria. Por ahora, los destinatarios han sido los alumnos del colegio Víctor Mendoza.

Esta misma actividad se desarrolló durante la “Semana del Medio Ambiente” organizada el pasado mayo por la Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Binéfar, mediante un taller al aire libre en la Plaza de España en el que emplearon la misma metodología pero añadieron más elementos, como pizarras móviles, equipo de sonido y nuevas técnicas al aire libre. Participaron más de 80 niños y también se implicaron sus padres y madres.