IU Sobrarbe advierte de “nefastas” consecuencias para Ordesa debido a la gestión de Medio Ambiente

IU Sobrarbe ha denunciado que el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido no cuenta, desde el pasado 29 de noviembre, con el servicio de apoyo a la vigilancia y uso público, quedando únicamente el personal fijo de la administración que trabaja de 7 a 14.30 horas, debido a los recortes en el tiempo de contratación de los celadores del Parque Nacional.

Para Suko Morales, Coordinador de IU Sobrarbe, “esto conlleva que por las tardes del mes de diciembre no hay vigilancia, información, etcétera y, al parecer, en más de un día no existirá ni por las mañanas, ya que los agentes y guardas de protección de la naturaleza tienen vacaciones y días festivos y, además, tienen que realizar trabajos de seguimiento y monitorización de fauna en otros puntos a los de concentración de visitantes”.

IU tacha esta situación de “inceptable” por las graves consecuencias que puede tener la falta de este servicio en el Parque Nacional, “ya que en el mes de diciembre cuenta con un buen número de visitantes entre el Puente de la Constitución y las fiestas de fin de año, así como otros fines de semana en que los esquiadores aprovechan para visitar el Parque, más aún los días de mal tiempo en las pistas de esquí”.

Todo esto “puede tener nefastos resultados tanto desde el punto de conservación a través de la vigilancia e información sobre normativa, como de la seguridad de los visitantes, ya que la información es la mejor medida preventiva de accidentes en montaña, cosa en que todo el personal del Parque pone su empeño, informando sobre el estado de los caminos, recomendando los menos peligrosos, informándoles de los peligros objetivos y disuadiéndoles de realizar itinerarios de gran riesgo”.

En este sentido, Morales advierte que, “con la ausencia de personal del Parque, desaparece la posibilidad de dar una pronta voz de alarma en caso necesidad a los servicios de emergencia externos, así como de prestar el primer socorro y realizar la evaluación de la situación de alarma”. Ante esta situación, IU insta a la Consejería de Medio Ambiente subsanar esta grave deficiencia en la gestión del Parque.