El "Avión Nave cultural" convive con la Ciudadela de Jaca

Hasta el día 20 de enero permanecerá en Jaca el “Avión nave cultural”, que se ha instalado en el Llano de Samper, donde convive con la Ciudadela y la Peña Oroel. Se trata de un espacio para desarrollar la trashumancia cultural, en el que se realizarán performance, actuaciones musicales ó conferencias, además de visitas guiadas para escolares y grupos.

El avión se convierte en un espacio para desarrollar trashumancia cultural, de modo que el proyecto se convierte en contenedor de memoria contemporánea. Todo lo que allí se hace queda en el tiempo, según ha explicado el escultor Eduardo Cajal, quién también ha afirmado que “es un espacio cultural y de percepción, que emociona al entrar en él”.

El Ayuntamiento de Jaca y la Asociación Cultural Jacetana han colaborado para la llegada del avión, donde se van a desarrollar diferentes actividades. Todo lo que se recaude con las mismas, entre las que se incluye la edición de dos libros, servirá para la investigación contra el cáncer.

Eduardo Cajal ha indicado que todo el que lo desee puede realizar actividades culturales en el interior del avión. Ha insistido en que lo bonito del proyecto es que los artistas al entrar en el avión crean piezas culturales, que quedan en la memoria del proyecto.

Esta obra de diseño industrial, que durante cinco años ha viajado por ciudades como Madrid, Zaragoza, Huesca o Gijón, llega ahora al Llano de Samper. Se trata de una iniciativa para la recuperación por reciclaje y cambio de uso de un avión DC-9 que se accidentó en 1992 en Granada. Desde entonces y tras su recuperación, ha viajado por varias ciudades españolas y europeas para albergar diferentes proyectos culturales.