Mercofraga propone la creación de una “ruta de la fruta” en el Bajo Cinca para atraer a proveedores de fruta

Es una de las medidas que se proponen a raíz de un estudio, realizado en el área metropolitana de Barcelona, en el que se pone de manifiesto que acudir a Mercofraga, para adquirir producto del Bajo Cinca para posteriormente comercializarlo, queda lejos del punto de negocio. Próximamente se llevarán a cabo estudios similares en Zaragoza y Pamplona.

El objetivo de los estudios es determinar las fortalezas y debilidades para diseñar estrategias para aumentar su volumen de negocio, cifrado en 4.000 toneladas anuales. El primero se ha hecho en la zona metropolitana de Barcelona, un área importante que podría absorber las producciones de fruta del Bajo Cinca, el resultado, apunta Juanjo Orriés director de Mercofraga, “nos indica que los proveedores valoran positivamente nuestra fruta, porque es fresca y viene directamente del productor, pero no vienen porque nuestro mercado de fruta en origen queda lejos de su punto de negocio. Están acostumbrados a moverse entre 20 y 30 kilómetros”.

La primera de las medidas que se pondrá en marcha de cara a la próxima campaña pasa por hacer más atractiva la oferta para ayudar a que los proveedores vengan a Mercofraga. La idea es poner en marcha “una ruta turística de la fruta, como ya la tiene el vino, con una serie de actividades complementarias a la compra de ocio y el entretenimiento, con visitas a fincas o conocer el patrimonio cultural de la comarca, que les permita hacer turismo para compensar esa limitación con la distancia que nos han manifestado”.

Lo más inmediato es la puesta en marcha de la lonja de viveros frutales en las instalaciones de MercoFraga que se desarrollará como ya viene siendo habitual todos los sábados durante los meses de diciembre y enero, “la lonja está abierta a todo el mundo y de esta manera facilitamos a los agricultores que tengan necesidad de renovar la plantación que tengan una serie de proveedores que puedan satisfacer las necesidades que puedan tener”. Este año no se cobrará la tasa correspondiente a los proveedores que acuden a la lonja, que oscila entre 4 y 8 cada sábado. Se calcula que entre 30 y 40 agricultores acuden cada semana.