Menos accidentes pero más muertos este puente en las carreteras

Las carreteras altoaragonesas han registrado entre el 3 y el 8 de diciembre 6 accidentes con un saldo de 3 víctimas mortales. Son menos accidentes pero más fallecidos. No ha habido retenciones y el tráfico ha sido intenso pero escalonado.

El punto más concurrido de las carreteras ha sido la carretera al Pirineo por Monrepós, por allí pasaban en dirección Huesca unos 8.000 vehículos a lo largo del miércoles, 2.000 menos que el año pasado, algo que achacan a que muchos de los turistas adelantaron su vuelta a casa al martes. Además, este tramo se había preparado para el invierno habilitando tres carriles en todo el puerto, algo que las obras de los últimos meses habían eliminado. Con esta mejora se ha conseguido que las retenciones del año pasado no se repitieran.

La Dirección General de Tráfico contabiliza los vehículos que pasan por el tramo de Monrepós. Este puente han sido más que el año anterior, 28.661 vehículos en dirección al Pirineo desde el día 3 hasta las doce de la noche del día 8, y 30.034 en dirección a Huesca.

3 víctimas mortales que no tenían que ver con la operación de tráfico

La madrugada del masado martes fallecían dos jóvenes en Capella, en un trayecto corto y el lunes una chica en La Fueva. A las 24 víctimas mortales que han registrado las carreteras altoaragonesas hasta diciembre se suman las 3 de éste puente festivo. 27 personas fallecidas en las carreteras frente a las 33 de todo 2009. El mes más trágico ha sido octubre con 8 muertos.

Operación de tráfico de navidad

Para que no se deban lamentar más víctimas hasta que acabe el año la Dirección General de Tráfico comienza la próxima semana una campaña de alcoholemia. Desde el 13 al 19 de diciembre habrá publicidad y controles de alcoholemia en las carreteras. Andrés Fernandez del Río, el director provincial de tráfico, apunta que los controles se harán también durante el día y en todo tipo de carreteras, no sólo las principales.