El mayor número de casos de violencia de género se detecta en Atención Primaria

El pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud ha analizado el Informe Anual sobre Violencia de Género 2009, que sirve para dar a conocer las líneas fundamentales de acción que se realizan desde los servicios de salud de las comunidades autónomas para mejorar la asistencia sanitaria a las mujeres víctimas de violencia de género, así como a sus hijos e hijas.

Según los datos recogidos, es mayor el número de casos detectados en Atención Primaria que en Atención Especializada y Urgencias. Además, el mayor número de casos registrados es por violencia física, seguido de la violencia psíquica y la violencia sexual.

El Informe analiza también la formación de profesionales. La Atención Primaria es el ámbito asistencial donde mayor número de actividades y horas lectivas se han impartido (485 actividades formativas en total). El formato educativo que con mayor frecuencia se ha impartido han sido las actividades de sensibilización, con 377 actividades.

Son las profesionales sanitarias quienes han participado mayoritariamente en las distintas acciones formativas (6.678 mujeres frente a 1.835 hombres). También entre el profesorado de estas acciones son mayoría las mujeres. Sobre el perfil profesional del profesorado y del alumnado, en ambos casos predominan los profesionales de la medicina, seguido de los profesionales de la enfermería.

El Informe también incluye una síntesis de las subvenciones y proyectos presentados para el desarrollo de las estrategias del Sistema Nacional de Salud relacionadas con la detección precoz y atención sanitaria a los casos de violencia de género. En el caso de Aragón el presupuesto concedido en las subvenciones del 2009 es de 112.645,75 euros. En 2009 las comunidades autónomas presentaron 49 proyectos repartidos en ocho líneas de financiación (programas de formación, historia clínica digital e indicadores, sensibilización de órganos gestores y directivos de los servicios sanitarios, planes de coordinación intrasanitaria, metodología y herramientas para la evaluación, programas con mujeres en situación de mayor vulnerabilidad, programas con hijas e hijos de mujeres que sufren violencia de género, y coordinación intersectorial institucional y/o ciudadana). En total, se han concedido casi cuatro millones de euros en subvenciones para este tipo de acciones.