Huesca recoge firmas contra 6 casos de violación de derechos humanos

Hace 62 años se firmó la declaración Universal de los Derechos Humanos, unos derechos básicos que no son respetados completamente, y que algunos de ellos son considerados de segunda. Desde Amnistía Internacional se recuerda que todos son necesarios, el derecho a la vida, pero también el derecho a una vivienda digna por ejemplo.

El grupo local de Huesca de Amnistía Internacional celebra este día saliendo a la calle este sábado para repartir información y pedir firmas, en los Porches de Galícia de Huesca. Este año han querido centrar sus esfuerzos en cinco casos. Cinco personas de Túnez, Guatemala, Gambia o Rumanía que sufren persecución por expresar su desacuerdo con gobiernos autoritarios, defender a mujeres que han sido violadas o por no tener una vivienda digna. Además, Amnistía Internacional en Huesca trabaja para denunciar otro caso específico y recoger firmas y apoyos contra él. Contra la ejecución de Samar Sa Ab’Abdullah, una mujer iraquí condenada a muerte por el asesinato de tres familiares.

La recogida de firmas quiere sacar a la luz estos casos y presionar a los gobiernos implicados para que respeten los derechos humanos. Los casos concretos suelen tener más impacto social y mediático, y son más fáciles de conseguir. De todas formas ocurre que si se salva a la mujer iraquí hay otras 18 personas en ese país que están en su situación. Todavía queda mucho camino por recorrer.

Hay más de 100 países que siguen torturando personas, más de 50 que tienen vetados medios de comunicación, más de 50 países también que siguen ejecutando a personas. También hay buenas noticias, porque hoy en día hay 139 países que han abolido la pena de muerte, que se está persiguiendo al presidente de Sudán por genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra. A lo largo de 21 años, los conflictos sucesivos en Sudán han dejado más de dos millones de muertos, seis millones de desplazados, miles de mujeres y niños secuestrados o violados, o ambas cosas, y centenares de poblados destruidos; a pesar de ello, no se sabe de un solo autor de crímenes de guerra o crímenes de lesa humanidad que haya sido llevado ante la justicia en Sudán.

China por su parte no ha firmado el pacto de derechos civiles y políticos, que posibilita que los países se comprometan a cumplir la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

África y Asia acumulan muchas violaciones d ederechos humanos, pero Occidente tambiñen incumple algunos. Para que el cumplimiento de estos derechos esté garantizado, los países deben firmar también pactos en los que se comprometan a cumplir derechos más detallados. EE.UU. es uno de los 6 países que no ha firmado el pacto internacional de derechos sociales y culturales.

Amnistía Internacional tiene unos 350 socios en la provincia de Huesca, y cada año aumentan sus cifras.

Comentarios