Baxter Bieffe Medital imparte a sus empleados prácticas de extinción de incendios

Este lunes comienza en Baxter Bieffe Medital de Sabiñánigo un curso de formación teórico y de prácticas de extinción de incendio que se desarrolla hasta el miércoles día 15. Participarán los diferentes miembros que componen los equipos de intervención definidos en su Plan de Emergencia ante un supuesto caso de incendio en las instalaciones de la planta que dispone la empresa y que se dedica a la fabricación de soluciones en envase-bolsa que son utilizadas para la administración intravenosa de fluídos, terapias y medicamentos. La actividad se realiza por la tarde con la colaboración y asesoramiento de Asepeyo.

En esos tres días se realizarán diferentes acciones teórico-prácticas y se cuenta con un simulador de incendios que se ubica para este caso dentro de las instalaciones de Baxter Bieffe Medital.

Se va a formar principalmente en la correcta reacción ante un incendio, tanto en lo que se refiere a la extinción, transmisión de alarma y activación del plan de emergencia, minimizará los daños, materiales o personales, que éste puede provocar.

En esta práctica, que se complementa con unas sesiones teóricas previas, los trabajadores experimentarán en un entorno de fuego controlado, los conocimientos necesarios para afrontar con éxito un incendio de interiores, proporcionándoles formación específica en materia de lucha contra incendios

La práctica se compone de tres apartados que son en la zona de formación teórica con modelos de señalización, alarmas, paneles de señalización y secuencia de activación de plan de emergencia

La de extinción: donde se reproducen las condiciones de un incendio en interior con humo, reducida visibilidad y calor radiante. En esta zona se observa el funcionamiento de rociadores en tiempo real, el ejercicio de orientación y evacuación con visibilidad reducida, con espacio inundado de humo técnico con señalización de evacuación y la metodología para acceder a zonas con incendio en su interior. A esto se une el manejo de extintores desde su desprecintado, transporte y utilización, la extinción de fuego real mediante extintor de CO2 y la zona de proyección de agua donde se utilizan las bocas de incendio equipadas.