Los farmacéuticos no ven viable la venta de medicamentos unidosis

Un medicamento tiene muy poco margen de beneficio, y lo que menos cuesta es el medicamento en sí, y lo que más la caja, el trasporte o el prospecto. Esto es lo que se asegura que ocurre en los medicamentos que el consejo Interterritorial de Sanidad ha establecido para vender en envases individuales. El colegio de farmacéuticos de Huesca se muestra contrario a esta medida pero a favor de la otra decisión que les afecta y que se tomó en el Consejo del pasado jueves, la de unificar el porcentaje que deben pagar las farmacias por dispensar productos.

El presidente del colegio de farmacéuticos de Huesca, Carlos Lacadena, asegura que no se explica cómo el Gobierno piensa ahorrar dinero con esta medida. Los medicamentos que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha establecido para esta medida son los antibacterianos, como la amoxicilina; los antiácidos y protectores gástricos, como el omeprazol; los antiinflamatorios y antirreumáticos, como el ibuprofeno, y analgésicos como el paracetamol. Lacadena asegura que con medicamentos cómo éstos no hay margen para ahorrar y si además se multiplican los costes de logística (envase, prospecto o transporte) resulta más caro. Una caja de 20 comprimidos de paracetamol cuesta 86 céntimos, si lo vendemos uno a uno son cantidades “irrisorias”. Si lo que se pretende es dispensarlos uno a uno, sin envase, el prospecto sigue siendo necesario para la seguridad. Además, Lacadena añade que esos medicamentos suelen comprarse para tenerlos en casa por si acaso, o en el caso de los antibióticos, los envases ya se dispensan con la dosis necesaria.

En este sentido, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios también ha propuesto al consejo de Sanidad la revisión de envases para adaptarlos a la duración estándar de los tratamientos.

Deducciones a farmacias

El consejo Interterritorial de Sanidad también presentaba el proyecto de real decreto de escala de deducciones para las oficinas de farmacia. En la actualidad existe un sistema de deducciones que se aplica a los márgenes de beneficio de las farmacias según su volumen de facturación por la dispensación de medicamentos. Ese sistema establecía que dichas deducciones se fijaban mediante un sistema de escalas diferenciadas según las recetas eran de la Seguridad Social o de las mutuas. Ahora el nuevo real decreto establecerá un sistema de escala única. Así, las farmacias pagarán un porcentaje por las recetas expedidas, sin depender de su procedencia.

Comentarios