2011, año para declarar protegido Santa Orosia y Sobrepuerto

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón está ultimando una nueva propuesta para proteger Santa Orosia y Sobrepuerto. El vicesecretario del Comité para el Desarrollo Rural del Alto Gállego, Eduardo Sánchez, recordaba a esta redacción que esta iniciativa surgió desde el Ayuntamiento de Yebra de Basa y la Asociación O Zoque, en su momento con 22.000 héctarias , para pasar ahora a una superficie de más 15.000 hectarias.

Con el nuevo ámbito territorial, se permitiría alcanzar, de forma inminente, un acuerdo con todos los propietarios particulares, unos 80, de los terrenos enclavados en su interior, lo que permitiría dar luz verde en lo que queda de legislatura a un espacio con una superficie superior al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

La nueva propuesta mantendrá sustancialmente el núcleo central del primer borrador, es decir, todo el ámbito geográfico de los pueblos deshabitados de Sobrepuerto con Ainielle, Berbusa, Cortillas, Cillas, Casbas de Jaca, Sasa, Escartín y Otal. También se mantendrían todos los montes públicos de los términos municipales de Yebra de Basa, Fiscal y Broto previstos en la primera propuesta. Por el contrario, quedarían fuera del perímetro las propiedades particulares del anillo exterior, tanto en el Alto Gállego como en Sobrarbe. Se prevé que la nueva propuesta pueda salir a información pública en las próximas semanas.

Desde Medio Ambiente, Sánchez ha precisado a Radio Sabiñánigo, que se esta hablando con todas las partes, con mucha lealtad y mucha franqueza, y les constan los esfuerzos que están realizando los propietarios particulares para llegar a un acuerdo.

No obstante, considera que forzar los tiempos sería contraproducente, hay que ganar la confianza de las partes. Ya que se quiere alcanzar un acuerdo lo más amplio posible, con la premisa del máximo interés general, pero sin perjudicar absolutamente a nadie, por lo que es necesario saber escuchar y saber respetar las libres decisiones de todos.

La necesidad es escuchar pero no pueden caer en posturas maximalistas, sino ser posibilistas y comprensivos con todas las situaciones concretas, porque lo importante es que el proceso avance con todas las garantías. Además, “un mayor porcentaje de terrenos públicos también facilita la posterior gestión pública de los recursos del espacio protegido”.

Comentarios