La comodidad de la tarjeta de la discapacidad llega a 16.000 aragoneses

La tarjeta de la discapacidad es un documento que acredita el grado de discapacidad y sustituye a la documentación requerida en el acceso a recursos y servicios. Facilita los procesos burocráticos porque ya no hay que aportar toda la documentación, con la tarjeta basta. Pueden acceder a ella las personas con discapacidad permanente.

El pasado mes de enero comenzó a emitirse la tarjeta de la discapacidad. Desde entonces, el Instituto Aragonés de Servicios Sociales ha emitido en torno a 16.500 unidades, la mayoría relativas a personas que ya tenían acreditado un grado de discapacidad permanente. La tarjeta es documento que sobre todo aporta comodidad ya que en todas las circunstancias de la vida diaria en las que una persona tiene que acreditar un grado de discapacidad, no tiene que llevar toda la documentación, como hasta ahora, sino que con la tarjeta ya puede acceder a los servicios y recursos a los que tiene derecho como persona discapacitada.

La tarjeta de la discapacidad es un documento público, personal e intransferible, que acredita fehacientemente el reconocimiento del grado de minusvalía de su titular y sirve de documento sustitutivo de la resolución por la que se reconoce dicho grado, aunque ambos documentos son complementarios y deben conservarse los dos. Debe ser presentada junto al Documento Nacional de Identidad, no lleva foto y sólo se da en caso de grado definitivo. Por ello, tiene validez permanente.

Este documento puede ser emitido a solicitud de las personas ya valoradas y que tengan reconocido un grado de discapacidad permanente, o de oficio por parte del centro base en el momento en el que acredite el grado de discapacidad permanente superior al 33 por ciento.

La implantación de la tarjeta comenzó en enero de 2010. Desde entonces las entidades CERMI, FEAPS, CADIS y COCEMFE han colaborado con el departamento de Servicios Sociales del Gobierno de Aragón en la tramitación de la tarjeta, recabando todas las solicitudes de las personas que ya tenían derecho a ellas y que pertenecen a las mimas. La aplicación ha sido progresiva y el departamento de Servicios Sociales y Familia considera que ha llegado a las personas que ya tenían derecho a ella.

En este sentido, las entidades han tramitado en torno al 30 por ciento de las tarjetas y el resto se han gestionado en los centros Base de las tres provincias. De todos los usuarios, el 55,25 por ciento, son hombres y el 44, 74, mujeres. Además, el 46,4 por ciento de sus titulares tienen más de 55 años, el 38,4 por ciento están entre los 35 y los 55 años y el 15,11 por ciento tienen entre 18 y 35 años. El porcentaje de discapacidad de la mayoría de los usuarios (41 por ciento) está entre el 33 y el 50 por ciento.

Guía de recursos para la discapacidad en Aragón

El departamento de Servicios Sociales y Familia ha editado una Guía que reúne toda la información sobre los recursos para las personas discapacitadas en Aragón. En concreto recoge las prestaciones económicas y servicios del IASS, las prestaciones económicas del Instituto Nacional de la Seguridad Social, las prestaciones del departamento de Servicios Sociales y Familia, las ventajas fiscales, recursos de empleo y formación, educativos y sanitarios, de transporte y vivienda, los trámites para gestionar el Documento Nacional de Identidad. La guía se encuentra en los centros de servicios sociales así como en la web del IASS.