Javier Oroz, nuevo presidente del Tribunal de Defensa de la Competencia

Javier Oroz Elfau será el nuevo presidente del Tribunal de Defensa de la Competencia de Aragón, según el acuerdo aprobado por el Consejo de Gobierno del Ejecutivo autonómico. Oroz, que sustituye en el cargo a José Antonio García-Cruces, es licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Barcelona, Titulado en Dirección General por la Universidad de Navarra y profesor de mercantil por la Escuela Superior de Comercio de Zaragoza. Ha ocupado puestos directivos en la banca y cajas de ahorros, tiene una dilatada experiencia docente, comercial, como analista financiero, organización empresarial, fusiones y adquisiciones.

Por lo que respecta al puesto de vocal, que hasta ahora ocupaba Javier Oroz, será ocupado por Mercedes Zubiri. Zubiri es profesora de Derecho Mercantil en la Facultad de Derecho de la Universidad de Zaragoza. Es, además, juez de carrera en excedencia.

Tras los cambios aprobados, la composición del Tribunal de Defensa de la Competencia de Aragón queda de la siguiente manera:

Presidente: Javier Oroz Elfau

Vocales: Jesús Solchaga Loitegui, Dolores Gadea Rivas, Ignacio Moralejo Menéndez y Mercedes Zubiri de Salinas.

Tribunal de Defensa de la Competencia de Aragón

El Tribunal de Defensa de la Competencia (TDCAr) es un organismo que se constituyó el 6 de julio de 2006 con el objetivo de contribuir al mantenimiento y promoción de la libre competencia, para así lograr una mayor eficiencia en los mercados.

La política de la defensa de la competencia es un instrumento fundamental de la política económica dirigida a fomentar el crecimiento económico. El buen funcionamiento de los mercados, que las empresas compitan en términos de igualdad unas con otras y que los consumidores puedan comprar a precios competitivos, es un requisito esencial para fomentar la actividad económica.

El Gobierno de Aragón asumió las competencias en materia de Defensa de la Competencia en el ámbito de la Comunidad Autónoma, mediante el Decreto 29/2006, de 24 de enero (BOA de 10 de febrero de 2006) Con este Decreto se dispuso la creación de los órganos autonómicos encargados de la defensa de la libre competencia: el Tribunal de Defensa de la Competencia y el Servicio de Defensa de la Competencia.

Entre las funciones del Tribunal destaca la resolución de expedientes, la autorización con carácter excepcional de conductas potencialmente restrictivas de la competencia y la realización de informes, tanto aquellos que marque la legislación vigente como los que le pudieran ser solicitados por las administraciones públicas y las asociaciones profesionales, sindicales y de consumidores.

Las principales conductas que requieren la intervención administrativa en defensa de la competencia son las siguientes:

a) los acuerdos o prácticas que puedan restringir o falsear la competencia entre empresas (fijación de precios, reparto territorial del mercado, etc.)

b) el abuso de posición dominante hacia clientes o proveedores (negativa a satisfacer demandas, ruptura unilateral de contratos, modificación injustificada de condiciones, etc.)

c) la competencia desleal (por falseamiento de la libre competencia)

d) emitir informes y dirigir sugerencias o propuestas de actuación relativas a la salvaguardia de la libre competencia a cualquier poder u órgano de la Comunidad Autónoma de Aragón o de las Entidades Locales aragonesas.

Comentarios