Ramón y Cajal, Rotonda de Eroski y rehabilitación del Torreón, principales inversiones del presupuesto municipal

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Huesca ha presentado un borrador presupuestario en el que apenas hay variación económica respecto al presente ejercicio, y en el que se priorizan las políticas sociales y el apoyo al desarrollo empresarial. Las inversiones se destinan al paseo Ramón y Cajal y el Casco Antiguo, desaparecen los ingresos por la firma de convenios urbanísticos y venta de suelo público, mientras que se plantea la solicitud de un crédito de 3 millones de euros.

Toca apretarse el cinturón y el equipo de gobierno municipal también el próximo ejercicio ha presentado con unas cuentas similares a las del presente ejercicio, si acaso ligeramente superiores. De 47,5 millones de euros pasa a 49,5, aunque se reduce el gasto en personal, el capitulo inversor y se acrecentar las transferencias del estado, las cuales aumentan un 9,16% para paliar la desaparición del Fondo Estatal de Inversión Local.

Otro capítulo importante del borrador presupuestario presentado por el equipo de gobierno PSOE-PAR es la solicitud en 2011 de un crédito de tres millones de euros, una circunstancia que aumentará la deuda viva del consistorio, aunque lo hará en unos parámetros asumibles para el Ayuntamiento, ha dicho la Concejala de Hacienda, Carmen Cáceres.

En el apartado de inversiones, lo más destacado es la remodelación del Paseo Ramón y Cajal con partidas significativas: una anualidad de 600.000 euros para actuaciones en superficie de esta vía, a lo que se suman 2,3 millones de euros del convenio de las travesías del Ministerio de Fomento, y 940.000 euros para reponer el colector de esta calle, uno de los más importantes de la ciudad.

En el capítulo de inversiones, también figuran 360.000 euros para ejecutar la rotonda del Eroski, 1,3 millones de euros par restaurar el Torreón del Ayuntamiento que alberga el Archivo o los 575.000 euros de ayudas para la rehabilitación de edificios en el casco antiguo.

Son unos presupuestos reales, señalan desde el equipo de gobierno, en el que se contiene el gasto en materia de personal y aplicando criterios de ahorro, de manera que en 2011 seguirán sin hacerse horas extraordinarias por parte del funcionariado.