Huesca ha registrado 213 abortos en el primer semestre de 2010

En el año 2009 las interrupciones voluntarias del embarazo han descendido cerca de un 4% en España. En Aragón también: en el primer semestre de este 2010 se han hecho 1.751 en el primer semestre del año frente a 1.903 que se hicieron en el mismo periodo del año pasado. En Huesca han sido 213 las mujeres que han decidido poner fin a su embarazo. Sanidad achaca ésta disminución a la eliminación en septiembre del año pasado de la obligatoriedad de la receta médica para dispensar la “píldora del día después”, así como las distintas iniciativas desarrolladas en los últimos años para la prevención de embarazos no deseados, como el fomento del uso de preservativos.

En el primer semestre de 2010 la provincia de Zaragoza registró 1103 interrupciones voluntarias del embarazo (IVE) en la provincia de Zaragoza, que es el 80%, 213 en la provincia de Huesca, que viene a ser un 15% y 57 en Teruel.

La media de edad de las mujeres ha sido de 28 años. El descenso es generalizado en el grupo de edad de las menores de 30. En menores de 20 años, el número de IVE en 2009 fue de 13.967, 972 menos que el año anterior. La tasa de IVE por cada mil mujeres entre 15 y 44 años (considerada la edad fértil) ha descendido ligeramente y ha pasado de 11,78 en 2008 a 11,41 en 2009. Las mujeres menores de 20 años representan el 12’5% de los abortos.

Fuentes oficiales del departamento de Salud aragonés ofrecen los siguientes datos: el 95,41 % de las interrupciones voluntarias del embarazo fueron realizadas por representar el embarazo peligro para la salud física o psíquica de la embarazada y el 4,59% por la presunción de que el feto habrá de nacer con graves taras.

Por lo que respecta al tipo de centro, en 2009 se practicaron en hospitales públicos 2.263 interrupciones voluntarias del embarazo, lo que representa algo más del 2% del total, el resto en centros privados. De hecho en Aragón, solamente hay dos centros que practiquen estas interrupciones, y ambos son privados.

En 2008 crecía el número de madres adolescentes en el Altoaragón

En el Altoaragón 19 menores de edad dieron a luz en 2008. La cifra ha aumentado desde el año 2000, cuando este tipo de partos llegó hasta los 11. Sin embargo, los datos más significativos se encuentran en los años 2007 y 2004, entonces, 20 menores (21 en el caso de 2007) dieron a luz en la provincia de Huesca, destacando en ambos casos el elevado número de partos entre las madres de 17 años: 15 en 2007 y 14 en 2004. En el lado opuesto se encuentran los años 2001 y 2006, cuando solo se dieron 6 partos de madres adolescentes en el Altoaragón.

En cuanto a menores de 15 años, tan solo ha habido 2 casos en la provincia desde el año 2000: uno en el 2003 y otro en el 2001.

En Huesca capital, el número de madres adolescentes ha descendido, de 7 en el 2000 a 3 en el 2008. Todas ellas tenían, en el momento del nacimiento de sus hijos, entre 16 y 17 años. En el año 2000 fueron 3 niños y 4 niñas y en el 2008 nacieron 2 niños y 1 niña.

En Aragón, la cifra se ha duplicado en el citado periodo de tiempo: se ha pasado de 40 madres adolescentes a 99. De ellas, 2 tuvieron hijos con menos de 15 años (1 niño y 1 niña) en el 2008 y una lo tuvo en el 2000 (un niño).

Problemas para la madre y el bebe

Los expertos alertan de la importancia de la Educación Sexual. Es importante que conozcan las consecuencias de un embarazo, deseado o no, y los métodos que pueden utilizar para evitarlos.

En adolescentes, sobre todo entre los 10 y los 14 años, la mayoría de los embarazos están considerados de alto riesgo. Son peligrosos porque la persona está sufriendo todavía cambios en su cuerpo, ya que no está formada su estructura ósea, y en su personalidad, pues todavía no está formada.

Entre las complicaciones médicas que pueden encontrarse, puede aparecer hipertensión, toxemia, anemia, placenta previa o parto prematuro. Incluso, podría darse el caso de que la vida de la madre estuviera en peligro, ya que las complicaciones son mayores cuanto meno es la mujer.

En cuanto a los bebés, hay más riesgo de que sean prematuros y con un peso más bajo al nacer.