Huesca es la provincia española más inflacionista

Los precios subían en la provincia de Huesca en el pasado mes de noviembre en un 0,6 por ciento, sumando una tasa interanual del 2,9 por ciento. La suma de los últimos doce meses en Aragón alcanza el 2,1 por ciento; es una tasa dos décimas inferior a la media nacional. La evolución de la inflación sigue respondiendo a los dos factores básicos de los últimos meses: el comportamiento del precio internacional del petróleo y la debilidad del consumo de los hogares.

Para el Banco Central Europeo, las presiones inflacionistas a medio plazo siguen siendo contenidas, por lo que se espera que la evolución de los precios continúe siendo moderada a lo largo de los próximos meses.

EVOLUCIÓN NOVIEMBRE

Los precios en Aragon subían cuatro décimas, como resultado de los aumentos producidos en vestido y calzado por la nueva temporada de moda, y del transporte y la vivienda (debido al aumento en el precio del petróleo). También subían los precios, aunque en menor medida, del menaje y de la alimentación y bebidas no alcohólicas. Por el contrario, experimentaban bajadas de precios medicina y los grupos hostelería, y ocio y cultura (reflejo del fin del periodo vacacional).

EVOLUCIÓN ANUAL

Los grupos de consumo directamente relacionados con el coste de la energía siguen presentando las tasas anuales de inflación más abultadas, como es el caso del transporte y la vivienda. Mención aparte merece el capítulo de bebidas alcohólicas y tabaco, con una llamativa tasa anual del 9,2 por ciento (que responde al aumento de precios del tabaco, que tenía lugar en el pasado mes de junio).

La debilidad del consumo de las familias queda patente en la evolución mucho más moderada en tasa anual de los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas, menaje, vestido y calzado, hostelería y enseñanza. Se producían reducciones de precios en tasa anual en los casos de medicina, comunicaciones, y ocio y cultura.