Cáritas interparroquial de Sabiñánigo destina el 53% de sus fondos a vecinos y familias

Este dato ha sido dado a conocer por el cura párroco de Cristo Rey, Fernando Jordán, con motivo de la cuestación que estos días realizan los más de 50 voluntarios de Caritas de Sabiñánigo desde hace treinta años. En esta ocasión se entregaba por primera vez a vecinos, comercios y empresas un tríptico en el que se ofrece información de los ingresos, gastos, actividades y voluntarios.

El presupuesto de este año ya contabiliza un déficit de más de tres mil euros. La partida de ingresos cuenta con 17.806 euros, consiguiendo el 54 por ciento en la cuestación de Navidad, el 19 por ciento procede de donativos particulares, el 14% de la colecta del Corpus Christi y el 13 por ciento de la cuotas de los socios. En lo referente a gastos la cifra se ha disparado a los 21.203 euros, siendo el 53 el destinado a las ayudas a vecinos y familias del municipio serrablés con 11.230 euros.

Jordán ha precisado que en estos dos últimos el panorama ha cambiado mucho y son ciudadanos de nuestro entorno los que solicitan ayuda para poder comer, ya que se les entrega vales para compras de alimentos y poder subsistir.

Gracias al voluntariado solo un 1 por ciento del presupuesto se destina a gastos de mantenimiento de Cáritas Interparroquial con un presupuesto de 310 euros. El 24 por ciento ha sido para la ayuda internacional ante catástrofes que se han producido en diversos países y el 13 por ciento a transeúntes.

Se ha determinado el contar una vez a la semana con la Secretaría de Cáritas abierta a vecinos y familias de Sabiñánigo. En lo que va de este año se han atendido a 210 peticiones de familias.

Tres personas han cumplido trabajos en beneficio de la comunidad a través de Cáritas, el ropero ha recogido 13.500 kilos de ropa usada, donándose en ropa reutilizable entre las 1.400 peticiones recibidas en 2010.

Se ha podido seguir con la visita a enfermos, con el programa “Contigo” de acompañamiento a personas mayores en colaboración con la Comarca del Alto Gállego. Recogida de alimentos no perecederos en San Blas, con 420 kilos, y atención a 694 transeúntes.