El Defensor Universitario ha atendido este año un 8% menos que el anterior

Las cuestiones académicas han sido, una vez más, la materia que ha centrado el mayor número de consultas y solicitudes de intervención del Defensor universitario en la Universidad de Zaragoza. También, un año más, ha sido el alumnado el sector de la comunidad universitaria que más se ha acercado hasta esta institución. En total, el Defensor universitario ha atendido este año 206 solicitudes, un 8% menos que en el año pasado, según se refleja en los datos de la Memoria anual de esta institución, presentada en el Claustro de la Universidad de Zaragoza, y que corresponden al periodo comprendido entre el 1 de octubre de 2009 y el 30 de septiembre de 2010.

Así, de estas 206 solicitudes de consulta o intervención del Defensor, 133 pertenecían al sector de los Estudiantes. Del resto, 23 provenían del sector de Personal Docente e Investigador, 9 del Personal de Administración y Servicios y 23 han sido consultas procedentes de personas ajenas a la Universidad. Los informes y expedientes tratados por el Defensor Universitario se agrupan en cinco bloques temáticos: académico, económico, administrativo, laboral y vida académica.

En porcentaje, casi el 73% de las visitas y consultas que ha recibido el Defensor universitario, exactamente 133 visitas, se centraron en asuntos académicos. En concreto, los alumnos han acudido al Defensor, en su mayoría, con consultas relativas a evaluación y exámenes, desarrollo de la docencia y el programa Sócrates Erasmus.

Además, como dato destacable, este año ha crecido el número de consultas relativas a temas económicos, sobre todo, con 10 casos referidos exclusivamente a becas, y administrativos, con consultas referentes a matrículas, turnos, horarios y calendario académico. La comunidad universitaria también se ha dirigido al Defensor con asuntos relativos a la vida universitaria, como infraestructuras, servicios y campus, bienestar y salud, propiedad intelectual y derechos y discriminaciones. Por otro lado, han descendido los asuntos que conciernen exclusivamente al Personal de Administración y Servicios, en concreto en temas laborales.

En la mayoría de las ocasiones, el correo electrónico y la web (www.unizar. es/defensor_universitario/) son la principal vía utilizada por los usuarios para presentar sus solicitudes ante el Defensor universitario (96 de 206 asuntos), seguidos por la entrevista personal (74). El papel se ha quedado ya, siguiendo la tendencia de años anteriores, como una fórmula muy poco relevante, con sólo 18 escritos recibidos el año pasado.

Según se pone de manifiesto en la memoria que se ha presentado ante el Claustro de la Universidad de Zaragoza, el Defensor universitario ha necesitado de un plazo máximo de tramitación y resolución de estas consultas de sólo cuatro días, en el 55% de estos asuntos.

El Defensor Universitario es el encargado de defender los derechos y libertades de

los miembros de la comunidad universitaria en sus relaciones con los diferentes órganos y servicios universitarios y promover la mejora de la calidad universitaria en todos sus ámbitos. En la Universidad de Zaragoza, el Defensor Universitario ha sido, desde 2004, José María Marín Jaime, que ya ha terminado su mandato y ha sido relevado en el cargo por José Luis Alonso, nuevo Defensor de la Universidad de Zaragoza para los próximos cuatro años.

Comentarios