Varios tramos carreteros de la Ribagorza situados entre los de riesgo elevado

Accidente tráfico N-260, Sahún, nov 10

Según el informe EuroRAP, que analiza la siniestralidad y el índice de riesgo en la Red de Carreteras del Estado, el tercer tramo con mayor peligrosidad de España, es la N-230, entre el kilómetro 108,4 y el 122,9, desde el acceso a Sopeira a Pont de Suert. Por delante, la N-340, entre las provincias de Málaga y Granada, y la N-232 en Albacete.

En el tramo de la N-230, cuyos resultados se han mantenido estables en los informes de las tres últimas campañas, por lo cual es considerado “punto negro”, se han registrado, en los tres años de estudios, 13 accidentes graves siendo la causa que más se repite (hasta en seis ocasiones) la salida de vía. Este tramo carretero registra una intensidad media de vehículos de 3.099 al día.

En este informe aparecen otros tramos carreteros de la Ribagorza entre los 81, a nivel nacional, con riesgo elevado. Entre ellos, en la posición número trece, la N-123, del p.k 20,9 al 37,3, entre la variante de Graus y el cruce con la N-230. E el puesto número veintiuno, la N-230, p.k 88 al p.k 108,4 entre el cruce con C-1311 a Tremp y acceso a Sopeira, en el lugar treinta y siete, la N-230, p.k 66,4 al p.k 88, final variante Benabarrea cruce con C-1311 a Tremp y, por último, en el puesto setenta y cinco, la N-123, entre el cruce con la N-240 y el principio de la variante de Graus.

El informe, que alcanza ya ocho ediciones, analiza la siniestralidad y el índice de riesgo en la Red de Carreteras del Estado y se han tenido en cuenta, para el mismo, las vías con una intensidad media diaria superior a 2.000 vehículos. Huesca se sitúa como la segunda provincia, por detrás de Granada, con mayor porcentaje de tramos con índice de riesgo alto.