La crisis afecta de forma diferente al sector de la nieve

Cerler, esquiadores, buen tiempo, despejado

Francisco Bono, director de Aramón, repasaba para Radio Huesca Digital algunos aspectos destacados de la temporada que acaba de comenzar y que se espera que sea buena, al igual que la pasada, en la que se llegó a la cifra de 1,7 millones de usos. La crisis sigue siendo un tema preocupante, aunque si hay nieve no se nota tanto.

Las estadísticas indican que un esquiador se suele gastar de media al día, entre 90 y 100 euros, de los que 20 se quedan en la estación y 80 en los establecimientos hosteleros de la zona, muchos de ellos son empresas familiares. Se sigue destacando el gran empujón económico que tienen las zonas en las que se encuentran los centros invernales.

El grupo de nieve Aramón ha iniciado esta nueva temporada con la culminación de su plan estratégico 2004-2010 en el que se han invertido 160 millones de euros. Entre las apuestas de futuro sigue destacando la ampliación de la estación de Cerler que tendrá una inversión de unos 400 millones de euros en 20 años.

La ampliación, diseñada por el estudio de arquitectos de FOSTER + PARTNERS, será un proyecto sostenible y respetuoso con el medio ambiente que permitirá la creación de 70 kilómetros de nuevas pistas en una superficie de 457 hectáreas

En estos últimos años Aramon, según explican desde el propio holding de la nieve, ha duplicado la cuota de mercado pasando de 624.000 usos en la temporada 2004 /2005 a los casi 1.300.000. Un 23 % del mercado de invierno. La riqueza generada por el esquí en las comarcas donde el grupo esta presente, ha pasado de los 77 millones de euros en 2004, a los 173 millones que se registraron durante la última campaña.

El grupo cuenta con 800 empleados durante la temporada de esquí y genera en torno a 13.000 contratos anuales en las zonas de actuación de sus cinco estaciones en la provincia de Huesca y de Teruel.

Comentarios