Ordesa, Loarre o la catedral de Huesca en la nueva exposición del CDAN

El paisaje de Huesca es el protagonista de la nueva exposición del CDAN. El fotógrafo Albert Gusi ha estado trabajando en diferentes proyectos en el Altoaragón durante varios meses, el resultado se expone estos días en el Centro de Arte y Naturaleza. Turistas fotografiados mientras fotografían la Cola de Caballo en Ordesa, unas pelotas gigantes que, en un futuro, rodarán por el glaciar del Aneto o la Hoya, vista desde las alturas, son las bases de esta muestra.

Unas pelotas gigantes reciben al visitante al entrar en el CDAN, son la base de un proyecto futuro de Gusi, hacerlas rodar por el glaciar del Aneto, el más grande que hay en los Pirineos.

De ahí, el observador se traslada al Parque Nacional de Ordesa, otro punto clave de la provincia. Su hito más significativo, la Cola de Caballo, es vista a través de los cientos de turistas que cada día sacan su cámara para fotografiarla.

Gusi propone también observar el paisaje desde otra perspectiva, desde las alturas. Para ello utiliza muchas veces unos alzadores fotográficos, que elevan la cámara varios metros del suelo, o se encarama al punto más alto, como hizo en el castillo de Loarre o en la Catedral de Huesca.

Las creaciones de Albert Gusi incluyen intervenciones en el paisaje y performances colectivas, aproximando la investigación fotográfica a las artes escénicas y el arte procesual.

Una nueva concepción de la fotografía, un trabajo atípico definido por la observación, la poesía y el humor. Gusi llama la atención sobre la vulnerabilidad del paisaje y sobre su transformación constante.

Para acercar la muestra a los más pequeños, el CDAN ha organizado, para este viernes por la tarde, una cita con docentes con el objetivo de explicarles las actividades didácticas que se ofrecen.

Comentarios