El alcalde de Villanueva de Sijena espera que con el inicio de las obras del monasterio regresen los bienes

Villanueva Sijena, Monasterio, oct 10

Alfonso Salillas, alcalde de Villanueva de Sijena, espera que pese a no tener confirmación oficial de la DGA, las obras de remodelación del Real Monasterio de Sijena lleguen en el próximo año 2011 tal y como decía la consejera de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón.

Además Salillas recalcaba, con motivo de la inauguración del Museo Diocesano de Barbastro, que los bienes de Sijena que se encuentran en diversos puntos de Cataluña tendrían que volver al monasterio y no al Diocesano de Barbastro, pese a pertenecer Villanueva de Sijena a la Diócesis Barbastro-Monzón.

El alcalde del Villanueva era invitado a la inauguración de dicho museo, a la que asistía el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, quien se mostraba confiado de que los bienes de las parroquias orientales acabarían volviendo a su lugar de origen, aunque no se pronunciaba sobre los bienes de Sijena. Es por ello, que Alfonso Salillas se muestra preocupado ante la posibilidad de que exista un acuerdo entre Gobierno de Aragón y Generalitar de devolver los bienes de las parroquias orientales, a cambio de que queden en Cataluña los bienes de Sijena.

Además el primer edil del consistorio de Villanueva criticaba la gestión del Gobierno de Aragón frente al asunto de Sijena, del que decía que no se había movido lo suficiente para recuperar los bienes y que todo el trabajo había salido de su propio ayuntamiento.

Hay que recordar que noventa y seis bienes del monasterio de Sijena eran vendidos por sus propietarias de la Orden de San Juan de Jerusalén a la Generalitat de Cataluña entre 1983 y 1992 y cuando el Gobierno de Aragón ejercía el derecho de adquisición preferente de retracto sobre estos bienes en 1997, la Generalitat interponía un conflicto positivo de competencias ante el Tribunal Constitucional, que fue admitido a trámite el 21 de julio de 1998. Desde entonces, el caso sigue paralizado, siendo uno de los más antiguos pendientes de resolución.

Comentarios