Onésimo quiere despedir el año ante el Granada con una alegría

El técnico de la SD Huesca, Onésimo, espera que el partido del próximo sábado ante el Granada sirva para despedir el año con una victoria. Los azulgranas saben de la importancia que tendría sumar los tres puntos de cara a la clasificación y tener un descanso navideño tranquilo, dentro de la igualdad y la lucha que hay en la 2ª División por no caer en los puestos de descenso. Onésimo ve al equipo con ganas y convencido de que está oportunidad no se puede dejar pasar.

“Es lo que deseamos, esperamos e incluso aventurándonos es lo que creemos que nos merecemos. Vamos a ir a por ello, aunque como todos los partidos es complicado y más este ante un rival que viene en muy buen momento. De hacer muchos goles y que viene con mucha confianza”, señalaba Onésimo.

Ya se espantaron los fantasmas del Alcoraz ante el Alcorcón con la primera victoria en casa y ahora tiene que ser fundamental que se escapen los menos puntos posibles del campo oscense. “Pensamos en ganar. Ya nos hemos quitado estas cosas que nos venían pasando y ya sólo pensamos en ganar en hacer un buen partido, en manejar, y jugar a lo que nosotros pretendemos”.

El Granada no está teniendo una buena dinámica fuera de casa donde solamente ha ganado un partido en Salamanca y ha empatado en Las Palmas y Vigo, el resto han sido derrotas, aunque esto simplemente son números y seguro que su intención es la de venir a Huesca en busca de los tres puntos que le pueden permitir situarse en la zona de fase de ascenso a 1ª División. “Se está haciendo más fuerte en casa que fuera, pero el fútbol al final todos los domingos son diferentes y todos los partidos tienen sus connotaciones propias y hay que jugarlos”.

La vuelta de Mikel Rico es uno de los atractivos que el técnico oscense también comentaba en la previa por todo lo que significaba la marcha del centrocampista, además cuando la liga ya había comenzado. “Mikel, como futbolista un 10, como persona un 10,5 y como profesional y compañero un 11. Aquí ha dado muy buenas tardes, además del ascenso y será recibido como se merece. A partir de las 6 vamos a ver si podemos darle la cosa que se merece también”, aludiendo a que no deja de ser un rival.

Se espera tener una buena despedida del año en el Alcoraz y es que el Huesca lleva tan sólo una derrota en las diez últimas jornadas y aunque no ha subido muchos puestos por los empates, la dinámica sin duda ayuda a llevar el día a día y a seguir trabajando por ese objetivo final que no es otro que al final conseguir la permanencia.