Walqa acoge un proyecto de investigación para aumentar la eficacia energética en el riego

El Parque Tecnológico de Huesca ha servido de escenario para la presentación de un proyecto de investigación sobre eficacia energética en el riego. Está amparado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y pretende utilizar las nuevas tecnologías para conseguir un aumento de la eficacia energética en el riego por aspersión, con el consiguiente beneficio económico (al reducir los costes de producción).

En este proyecto participan la Universidad de Zaragoza y dos empresas: Cingral y Macraut. En España hay más de 2,3 millones de hectáreas de riego a presión. Antonio Malvido, de Macraut, apunta que se ha incrementado la demanda eléctrica por la apertura de estaciones de bombeo de agua; añade que la previsión es que ese consumo eléctrico siga creciendo en el futuro.

Por este motivo, este proyecto pretende que las nuevas tecnologías no sean sólo un testigo de lo que ocurre en las explotaciones de regadío, sino que se conviertan en un actor principal. Antonio Malvido habla de incorporar herramientas de simulación de consumo de agua y energético, con el fin de asesorar al agricultor en la toma de decisiones (para que sean lo más inteligentes y rentables posible).

Aragón cuenta con una importante superficie agraria de regadío, con comunidades generales como Riegos del Alto Aragón, el Canal de Aragón y Cataluña, y Bardenas. Uno de los caballos de batalla es el coste energético en las explotaciones de riego por aspersión.

En Walqa se va a trabajar por la eficacia energética. José Luis Latorre, director del Parque Tecnológico de Huesca, se congratula de la suma de voluntades que ha propiciado el desarrollo de este proyecto. Dice que es como un regalo de Reyes. Recuerda el compromiso de Walqa por la investigación, el desarrollo y la innovación.