Según IU, el Gobierno de Aragón confirma los incumplimientos de Informática El Corte Inglés en Monzón

El portavoz de IU en las Cortes de Aragón, Adolfo Barrena, explica en nota de prensa, tras la respuesta del consejero de Economía, Alberto Larraz, en el Pleno de la Cámara aragonesa, que “se ha constatado el incumplimiento del protocolo firmado con el Gobierno de Aragón por parte de la empresa Informática El Corte Inglés (IECI) de Monzón”. Un acuerdo firmado el 21 de noviembre de 2007 y por el que la empresa se comprometió a crear 120 puestos de trabajo.

Según IU, “Larraz ha reconocido que no hay 120 personas trabajando en IECI, que ha habido 80, y, como consecuencia de ello, el Gobierno de Aragón ha obligado a esta empresa a devolver un porcentaje de la subvención pública destinada a la creación de empleos”.

En este sentido, IU critica duramente la gestión realizada por el Ejecutivo aragonés que “con dinero público” ha puesto a disposición de IECI subvenciones y una nave de 4.000 metros”. En concreto, Ejecutivo autónomo se comprometió en el protocolo firmado con la empresa a facilitar al Ayuntamiento de Monzón la puesta a disposición en régimen de alquiler de un edificio que cumpliera con los requisitos exigidos por IECI. Con posterioridad, el Ayuntamiento adquirió un edificio valorado en 5 millones de euros, 3 de los cuales fueron aportados por el Gobierno aragonés para facilitar la compra de la nave y su posterior puesta a disposición de la empresa donde desarrolla su actividad. Por ello, el Ayuntamiento le alquiló el inmueble durante 25 años, cobrando un alquiler de 1000 euros mensuales más el IPC.

Por su parte, el concejal de IU en Monzón, Miguel Aso, manifiesta que, además del incumplimiento del número de puestos de trabajo creados, “el trabajo que, a día de hoy, ofrece EICI es de baja cualificación ya que centra su actividad en un ‘call center’ y en la digitalización de documentos, que no es otra cosa que escanear documentos oficiales y guardarlos en formato electrónico”. “Nos consta que muchos trabajadores que abandonaron su empleo para trabajar en la línea de programación informática que EICI prometió que iba a poner en marcha se han quedado en la calle”.

Miguel Aso recuerda que “EICI ‘vendió’ en nuestro municipio que pondría en marcha una línea de programación informática, que suponía la creación de puestos de trabajo cualificados y, no solo no ha cumplido con el número de puestos, sino que tampoco lo ha hecho con el tipo de trabajo que iba a ofertar”, concluye Aso y recuerda que el Ayuntamiento ha hecho un esfuerzo inversor enorme, que le ha llevado a un nivel de endeudamiento que por ley le impide seguir aumentando su endeudamiento y hacer grandes inversiones en la ciudad. “Por ello, hay que exigir que se cumpla lo firmado y, en caso contrario, estudiar posibles sanciones”.

Comentarios