La Asociación de Mujeres 'Amparo Poch' reclama el uso de las pulsera localizadora para los maltratadores

Con el título de “Violencia de Género.Visión Práctica”, el Ligallo del Cinca Medio de CHA y la Asociación de Mujeres “Amparo Poch” organizaban una charla en Monzón. La presidenta de esta Asociación, Isabel Giménez Uliaque, abogada de profesión, pedía que los maltratadores, al margen de la orden de alejamiento, lleven una pulsera localizadora.

La charla intentaba explicar a los asistentes cómo actuar ante un caso de violencia de Género.

En mayo de 2009, el presidente local de CHA, Joaquín Palacín, y Leticia Crespo, portavoz de la asociación, presentaban en Monzón la asociación de mujeres “Amparo Poch” que busca la participación de la mujer en todas la actividades y ámbitos de la sociedad. Se declaran de izquierdas y progresistas y defensoras del aragonesismo.

Leticia Crespo explicaba que querían una implantación en todo el territorio y que lo hacen a base de charlas, conferencias y la publicación monográfica “Mullers aragonesas”. Las charlas se basan en cuestiones como la violencia de género, mujer y política, mujer y derechos Humanos y Portadoras de sueños: Mujer, República y Memoria, que es la que se pronunciaba en Monzón en el Centro Cívico.

La Asociación de Mujeres “Amparo Poch” nace en el 2004 y tiene entre sus objetivos trabajar para conseguir la igualdad real,  entre personas de diferentes sexo, tanto en el ámbito rural como en el urbano, luchando por que se vea a esta asociación como un referente para todo Aragón y que sirva de fomento y promoción de las condiciones que posibiliten la igualdad social de ambos sexos y la participación de la mujer en la vida política, económica, cultural y social.

La Asociación lleva el nombre de la aragonesa Amparo Poch, por ser ésta un auténtico referente en la lucha de los derechos de las mujeres. Muchos de los retos por los que luchó, son ahora una realidad.