El Huesca despide el año ante el Granada

Complicado partido el que tienen los oscenses este sábado, a partir de las 18 horas en el Alcoraz, ante el Granada, un conjunto recién ascendido, pero que tiene potencial y aspiraciones para luchar incluso por el ascenso. Los granadinos llegan en buen momento, pero con el handicap de los partidos lejos de su campo donde le está costando mucho sacar puntos. Los azulgranas saben de la importancia de ganar y tener una Navidad tranquila. No hay novedades y Onésimo tiene donde elegir para este encuentro que cierra el año 2010 en el Alcoraz y en el que se espera poder hacerlo ofreciéndole una victoria a la afición.

El partido tiene muchos atractivos para los aficionados con la vuelta de Mikel Rico y Fabri. Especialmente emotiva la del jugador que abandonaba el Huesca esta campaña, incluso después de haber disputado la primera jornada con los oscenses en Ponferrada. Se estrena nueva equipación y se espera un buen ambiente en las gradas, a pesar del frío, con muchos niños que podían conseguir su entrada, a cambio de un juguete, en una campaña solidaria a la que se ha sumado la SD Huesca.

Onésimo destacaba que lo único que se busca es la victoria. “Es lo que deseamos, esperamos e incluso aventurándonos es lo que creemos que nos merecemos. Vamos a ir a por ello, aunque como todos los partidos es complicado y más este ante un rival que viene en muy buen momento. De hacer muchos goles y que viene con mucha confianza”.

Fabri destacaba la solidez del Huesca y algunas de sus individualidades, reconociendo que el partido será complicado, aunque en Granada solamente piensan en la victoria y lo que puede significar acabar el año en puesto de fase de ascenso y con un partido todavía pendiente.

El Huesca también intentará despedir este 2010 de la mejor manera posible y dándole una alegría a la afición como decían los jugadores y técnicos durante la semana. Todos están disponibles y Onésimo tiene donde elegir, aunque no se esperan muchas modificaciones.