Graus cierra el 2010 con mejoras en la seguridad vial y vivero de empresas

Travesía Graus

Los trabajos en materia de seguridad vial, la inauguración del Centro Europeo de Emprendedores, la ampliación del polígono industrial, las obras ejecutadas con los fondos del Plan E 2010, la puesta en marcha de la potabilizadora de Torre de Obato, o el regreso, a manos municipales, del servicio de abastecimiento de agua, son algunos de los temas que han marcado la actualidad del municipio de Graus durante 2010.

Más de 400.000 euros se invertían, este año, en Graus, en materia de seguridad vial, con trabajos en la A-139, en la intersección de acceso a la zona deportiva, y la rotonda de la glorieta con la que se daba solución a un “embudo de tráfico”, no sólo regulándolo sino también mejorando la seguridad vial de la zona y modernizando el centro de la villa.

En Marzo se inauguraban las instalaciones del Centro Europeo de Empresas e Innovación, que entró en funcionamiento en Octubre, y que deberá ser referente para el sector, a nivel local y comarcal, y servir de puente, entre el sector empresarial y la administración. Con el CEEI, Graus se ponía al mismo nivel que las tres capitales de provincia donde se ubican los otros tres centros que hay en Aragón.

Durante 2010, el ayuntamiento continuaba dando pasos para convertir, en realidad, la ampliación del polígono industrial que podría comenzar, en los primeros meses de 2011.

Además, gracias a los casi cuatrocientos mil euros del Plan E 2010, en Graus, se ejecutaban seis proyectos. La cantidad de este año, sumada, a la del Fondo E 2009 (600.000 euros), dejaba en la villa casi un millón de euros que permitían también la remodelación del paseo del Ésera.

En 2010 también se ponía en marcha la potabilizadora de Torre de Obato que, con una inversión de más de seis millones de euros, ha permitido a más de 3.500 vecinos disfrutar de una agua de mayor calidad, y dar solución a los problemas ocasionados por la sequía y la desaparición de manantiales.

Además, el consistorio grausino recuperaba la gestión del servicio de abastecimiento de agua, dejándolo el ciclo integral del mismo, en manos de la empresa Aquagest. Y se llevaban a cabo obras para conectar la red con la potabilizadora y conseguir así la mejora del caudal, la presión y la calidad.